Evo duerme con miedo a "policías infiltrados"

El presidente boliviano sostuvo que todavía hay personas "que operan con otros intereses" y apuntó a ex agentes de la CIA y la DEA en su país.
El presidente de Bolivia, Evo Morales, afirmó este sábado que duerme "con miedo" debido a la permanencia de "algunos policías infiltrados" que, a su juicio, son leales a servicios de inteligencia de Estados Unidos.

Morales atribuyó a esos policías la difusión de videos destinados a poner en duda una denuncia oficial según la cual dirigentes cívicos y empresariales opositores contrataron meses atrás a terroristas extranjeros para provocar un magnicidio: "Todavía hay algunos policías infiltrados que operan con otros intereses; yo todavía tengo miedo al dormir", afirmó y dijo que se trata de agentes "que fueron alumnos de la CIA y de la DEA".

En una conferencia de prensa también dijo que no está arrepentido de haber expulsado al embajador estadounidense en La Paz, Philip Goldberg, recientemente designado director de inteligencia del gobierno de Estados Unidos: "Ahora nos damos cuenta de que el ex embajador no era diplomático, que quería dividir a Bolivia; tal vez quiera ahora usar su experiencia para dividir al mundo entero", expresó Morales.

Estas declaraciones coinciden con la negociación de un acuerdo marco para normalizar las relaciones diplomáticas deterioradas desde 2008, cuando Morales expulsó a Goldberg.

Ese acuerdo, "que probablemente se firme en noviembre", según Morales, establecerá que los programas de cooperación de Estados Unidos se ejecuten directamente con el estado boliviano "y que sus diplomáticos no sean agentes políticos".

Comentá la nota