Los dueños de Peñaflor se quedan con el 25% de la editorial Santillana

Los propietarios de la bodega argentina desembarcan en la empresa líder en textos escolares en España y Latinoamérica, y referente del campo de la creación literaria
El fondo de inversión de origen norteamericano Donaldson, Lufkin & Jenrette (DLJ), que en la Argentina es dueño de Bodegas Peñaflor y posee acciones en el grupo que controla las operaciones locales de McDonald’s, acaba de ingresar al capital de Santillana, una de las principales editoriales españolas y del mundo literario de habla hispana.

El fondo, controlada por el Credit Suisse First Boston, se comprometió a pagar 247 millones de euros (u$s 362,25 millones) para adquirir el 25% de las acciones de Santillana al Grupo Prisa, operación que ayer fue informada oficialmente.

Además de la venta, Prisa, que mantendrá el 75% del capital, prevé suscribir con dicho fondo un pacto de socios para gestionar la compañía. DLJ valoró en su oferta al Grupo Santillana de Ediciones en 1.450 millones de dólares.

A través de un comunicado, el grupo español informó que la venta se enmarca en sus planes estratégicos para incorporar capital, tecnología y conocimiento a sus unidades de negocio. Supone también la entrada de un nuevo socio para el desarrollo de actividades complementarias en Latinoamérica, especialmente en Brasil y México.

Según Prisa, con este acuerdo, extiende su ámbito de actuación a España, Portugal y Estados Unidos, a la vez que aporta al Grupo Santillana "el profundo conocimiento de los mercados latinoamericanos que tienen sus profesionales".

Santillana es la editorial líder en el segmento de texto escolar en España y Latinoamérica, y es una compañía de referencia en el campo de la creación literaria en lengua española.

En España, Prisa edita el diario ‘El País‘, es propietaria de la cadena de radio SER, y posee el control de la compañía de televisión Sogecable, que opera en abierto a través de la cadena Cuatro y mediante un servicio de pago a través de Digital Plus.

También es propietario de otras editoriales como Aguilar, Alfaguara, y Taurus, y controla el 87% del Grupo Latino de Radio y el 15,5% de la editora del diario francés ‘Le Monde‘.En Argentina, es propietaria de Radio Continental.

Por su parte, DLJ es uno de los inversores de private equity más activos de los últimos años. Fue creado en Estados Unidos por William H. Donaldson, Richard Jenrette y Dan Lufkin en 1959 y tiene experiencia en medios de comunicación (en la Argentina, estuvo presente en varias negociaciones incluyendo Editorial Atlántida), y en agosto de 2000 fue comprado por el grupo Credit Suisse First Boston. En la Argentina también ingresó al negocio automotriz, comprando el 75% de L’ Equipe Monteur, una autopartista cordobesa.

Carlos García es quien lleva las riendas de DLJ a nivel local desde su desembarco en el país en 1995. La primera operación que cerró fue en 1997 con la compra de 20% de Peñaflor de la que luego se quedó con la totalidad del capital accionario. Más tarde, a través de Peñaflor, adquirió Trapiche, Santa Ana y Michel Torino y además ingresó en Química Estrella -como accionista minoritario- y se quedó con el 51% de la papelera Zucamor. También fue accionista de Cerámicas Zanon y socio de Editorial Atlántida.

Comentá la nota