Dueños de boliches decidieron no abrir

Los dueños de los boliches decidieron que este fin de semana no abrirán sus puertas ante la sugerencia oficial de reducir su capacidad al 50 por ciento y además obligarlos a que funcionen como confiterías.
"No nos sirve porque es como si un Casino abriera pero la gente no pudiera jugar", dijeron los empresarios que se reunieron hoy a la tarde en el cuarto piso de la Casa de Gobierno con autoridades del Ministerio de Salud y el Consejo de Expertos.

Las quejas fueron puntualmente por "la desigualdad en las medidas", según explicaron los empresarios, siendo que tanto a Casinos como a bares no les han modificado las actividades que habitualmente desempeñan más allá de reducirles la capacidad.

Advirtieron que "esta actitud alentará las fiestas clandestinas ya que los 20.000 chicos que circulan por fin de semana en los boliches recurrirán a ese tipo de eventos".

La reunión fue organizada con el fin de explicar a los bolicheros el por qué de la prohibición del baile en los locales. "La idea es evitar el contagio con personas que se movilizan a pocos metros de distancia", dijo el médico Gustavo Mauricio, miembro del Consejo de Expertos.

Comentá la nota