Dueños de bares están dispuestos a protestar en la casa del intendente

La Comuna decretó que los bares cierren a las 3 y los boliches a las 6. Los dueños de los pubs, reclamaron que los dejen trabajar con el horario anterior o que la ley sea pareja. Los vecinos ya denuncian violaciones a la ley.
Hace unos días, el gobierno municipal de Paraná, decretó que los Pub o bares cierren sus puertas a las 3 de la mañana, en tanto que las confiterías o boliches bailables, hagan lo propio a las 6.

La medida comenzó a regir a partir del cinco de enero y desde entonces se han escuchado voces a favor y en contra. Por un lado, están los vecinos de los bares, quienes apoyan la medida y quieren que “se organice la noche” y por el otro los propietarios de dichos comercios y su gran mayoría de clientes que esgrimen a su favor que “no los dejan trabajar” por un lado y que “les cortan la libertad” por el otro.

Este viernes por la tarde los propietarios de los bares, reclamaron frente al Palacio Municipal para que los dejen trabajar con el horario de cierre anterior o por lo menos hablar con el intendente.

Zulma Quiroga, propietaria del pub Estragos comentó a INFORME DIGITAL que “nuestro reclamo es que nos dejen trabajar tranquilos con el horario que teníamos o que de ultima todo sea parejo porque se le está dando prioridad o los boliches”.

“Con esto nos quedamos sin trabajo, quienes tengan empleados los van a tener que despedir porque nadie va a ir a trabajar por dos horas”, comentó la mujer.

“Tenemos la voluntad de ayudar, pero las respuestas que nos están dando son realmente insólitas, `no sé, `vamos a ver´ o `no sabíamos que ustedes existían´ es lo que nos dicen y esto nos molesta bastante”, contó un tanto ofuscada.

Luego Quiroga reflexionó: “Las confiterías cierran a las seis y los bares, o sea nosotros, a las tres, nos preguntamos por qué la diferencia”.

“Yo soy dueño de un bar de calle Corrientes y Colón”, dijo Enzo, “me lo habilitaron hace un mes y ahora me dicen que vamos a trabajar cinco horas menos, todos tenemos habilitación y esta dice que podíamos trabajar siete horas”, explicó el propietario de Ummagumma.

Pablo Martínez, quien maneja “Guevara Bar” en calle Liniers contó que “ellos nos indican donde abrir, en que fecha y bajo que condiciones y una vez que los hacemos, también pretenden poner el horario de cierre del pub a la hora que realmente abre. Tienen que saber que un bar no funciona a las 8 de la noche”.

En tanto que Quiroga hizo una alegoría: “Porque trae malas noticias, quieren matar al cartero”, acto seguido afirmó que “nosotros no tenemos la culpa de lo que sucede fuera de los bares, de eso se deben encargar las autoridades competentes”.

Los propietarios de los bares, presentaron un recurso de amparo donde expresan, según Quiroga, que “esto es inconstitucional, porque nos quitan la posibilidad de ejercer una industria lícita, porque nosotros trabajamos con mayores que pueden elegir en donde estar y a que hora, también atenta contra la libertad”.

Martínez contó que “el intendente viene dentro de quince días y puede ser que nos reunamos para consensuar algo, ellos nos piden que seamos pacientes por veinte días, pero si nosotros no abrimos por ese lapso de tiempo -sucede que- o no pagamos el alquiler o las cuentas. Por esto, si ellos quieren que nos reunamos el día veinte, lo hacemos, pero pedimos que hasta ese día nos dejen abrir las puertas con los horarios anteriores.

Algunos presentes, confiaron a este medio que de no llegar a ninguna solución, recurrirán a protestar frente a la casa del intendente José Carlos Halle o de los funcionarios competentes en la temática.

“Si quieren cerrar los bares a las tres, los cerramos, pero todos deberán hacerlo”, sentenció Martínez.

Comentá la nota