Los dueños de las AFJP pelean un resarcimiento del Estado

Se quejan de que el Gobierno aún no reglamentó la ley que fija indemnizaciones.
Francisco González, presidente del BBVA, accionista de la eliminada AFJP Consolidar, la semana pasada tiró la primera piedra, pero el resto de los dueños de las ex Administradoras se quejan por lo mismo: ya pasaron 4 meses de la derogación del sistema de jubilación privada y el Gobierno todavía no reglamentó el artículo de la ley que fija el resarcimiento que pueden reclamar del Gobierno por haber sido eliminadas.

El artículo 13 de la ley que las eliminó dice que "en ningún caso las compensaciones que pudieran corresponder a las AFJP podrán superar el valor máximo equivalente al capital social de las administradoras liquidadas de acuerdo a las condiciones que establezca la reglamentación de la presente ley". Y se aclara que en caso "de corresponder" el Estado nacional "entregará a los accionistas de dichas entidades, títulos públicos emitidos o a emitirse por la República Argentina" teniendo en cuenta un cronograma mínimo para evitar que impacte en la cotización y permitiendo que la ANSeS Social tenga derecho prioritario de recompra sobre dichos títulos.

En el Gobierno dicen que están trabajando en el tema, pero no arriesgan fechas.

Las AFJP sostienen que no pueden adelantar si están de acuerdo con el resarcimiento que les ofrece el Estado porque no salió la reglamentación que debe definir cómo y cuánto es lo que les corresponde. Y a modo de ejemplo señalan que la ley habla de "capital social" pero sin definir si se trata del capital mínimo, de las inversiones realizadas o del patrimonio neto.

Si esto último fuera el criterio, de acuerdo a los datos de la Superintendencia de AFJP, a junio de 2008, el patrimonio neto de las Administradoras sumaba 1.435 millones de pesos, entonces unos u$s 450 millones.

De todas maneras, los dueños de las ex AFJP anticipan que tendrán en cuenta otros factores como el "daño emergente" y las inversiones realizadas y no amortizadas. Y también las indemnizaciones al 100% que pagaron al personal que, en gran parte, fue absorbido por el Estado.

Todo esto podría dar lugar a reclamos administrativos y judiciales que inclusive podrían dirimirse en los tribunales del exterior invocando los accionistas la violación a los tratados de inversiones internacionales.

Los accionistas de las ex AFJP son bancos nacionales y extranjeros, compañías de seguros locales y extranjeras, sindicatos y distintos grupos de inversores. Por ejemplo, Consolidar pertenece al BBVA, Máxima al HSBC y otros socios, Previsol al Banco Credicoop, con socios y Arauca a OSDE. Varios sindicatos son dueños de la ex Futura.

Con el correr de los años, ingresaron nuevos operadores, hubo absorciones, fusiones y compras. Así se retiraron el Citibank y el Santander e ingresaron dos compañías de seguros internacionales: Met Life (EE.UU.) e ING (Holanda). Y el Estado es accionista de la ex AFJP Nación.Cuando comenzó a funcionar el sistema en 1994, arrancaron 24 AFJP y al momento de ser eliminadas quedaron 10.

Comentá la nota