Dueño de la ciudad y la provincia

Dueño de la ciudad y la provincia

Jorge Newbery lo dio vuelta en el “César Muñoz”, derrotó por 3 a 1 a Huracán y pasó a la final del Torneo Provincial. Diego Rubilar abrió la cuenta para el “Globo”, que posteriormente sufrió la expulsión de Ezequiel Llesona. Luego de esa incidencia, Newbery lo empató a través de Henry Sáez y se puso arriba gracias a la conversión de Cristhian Nieto. Después, en el complemento, Enzo Faranda vio la roja en el local y el “Lobo”, que jugará el partido definitivo ante Huracán de Trelew, lo liquidó con otra conquista de Henry Sáez.

Se vivió un verdadero clima y partido de clásico. Pero en referencia a lo caldeado, lo excesivamente “picado” y lo poco jugado. Con una previa caliente por algunas actitudes lamentables de los protagonistas y con una gran asistencia de público, Huracán y Jorge Newbery, el duelo histórico comodorense, se metieron a la cancha a jugar la segunda semifinal del Torneo Provincial “Copa Sesquicentenario de los Galeses en Chubut”.

El “Globo” entró activo y fue protagonista con la circulación de la pelota. Bustos estuvo preciso y manejó el desarrollo a su merced. No solo el “Chaca” hizo bien las cosas en los primeros minutos, sino que sus colegas mediocampistas se contagiaron. Tal es así que a los 4’ Newbery la perdió en el medio y quedó desarmado, el balón lo tomó Bustos y éste metió un excelente pase para la resolución cruzada de Rubilar. De izquierda al medio, por lo bajo y con la cara interna de su botín diestro, de esa forma Huracán puso el 1 a 0 e ilusionó a su gente con el arranque.

Pero ese buen rendimiento del local, lentamente se fue desvaneciendo y el “Lobo” comenzó a aplomarse en el terreno. Creció Cuello y fue absorbiendo a Bustos, quien ya no tuvo tanta relevancia. Castro, Pacheco y Nieto también mejoraron. Por su parte, Videla y Sáez comenzaron a mostrarse desequilibrantes. Y a los 18’ generó riesgo con un centro pasado de Nieto que conectó Costi entrando por izquierda y que atajó Alcaín.    

La siguiente pudo haber sido de los dos equipos porque en Huracán cabeceó Tromer y tapó Tula, y en la contra Pacheco no pudo impactar de lleno con su cabeza. Minutos después, sucedió una acción clave cuando Llesona cruzó fuertemente a Pacheco y el defensor vio la segunda tarjeta amarilla de la tarde. Por ende, también vio la roja, se retiró expulsado y el encuentro continuó cambiante.

Huracán se acomodó con Bustos como volante central y Villarroel como lateral defensivo por derecha. Mientras que, Toledo pasó a la zaga central. Más allá de la desventaja, produjo una situación con la presión de Farcy, quien falló en la definición. Newbery contestó en apenas segundos y fue letal. Se juntaron Nieto y Pacheco y el ex Portugués, por intermedio de un centro, le permitió volar a Sáez debido a que con una palomita concretó el 1 a 1.

Antes de la debacle, el “Globo” creó otra ocasión cuando Farcy, de buena labor, asistió a Villegas por derecha. El “Mono” no controló del todo bien, llegó exigido ante Tula y la tocó por encima del “1”. El esférico tenía destino de red, pero Costi salvó milagrosamente en la línea, justo al lado del poste, ante la protesta del delantero que reclamó el ingreso del balón.

Y eso fue todo para el equipo de Morales. Porque el “Aeronauta” capitalizó su superioridad a los 43’ tras un córner pasadísimo desde la izquierda. Del otro lado la buscó Gastón Barrientos y el hijo del DT la jugó atrás para Nieto, quien tuvo todo el tiempo y el espacio para convertir el 2 a 1 con un tremendo derechazo cruzado desde el vértice del área que se incrustó en el costado de la red.   

Después del descanso, el “Lobo” preocupó con un zurdazo de Castro y la contestación del “Globo” fue con un tiro libre combado de Torres que pegó en el techo del travesaño. Pero el complemento fue decididamente malo. Muy friccionado y áspero. Con fuertes patadas como una de Cárcamo sobre Torres, que quizás mereció algo más que una amonestación, y con una durísima entrada de Faranda sobre Sáez en la salida de un tiro libre. En esta, el árbitro le sacó el acrílico rojo al defensor y el “Globo” quedó con nueve jugadores.

Con el partido desvirtuado por las expulsiones, Jorge Newbery liquidó el asunto de contragolpe. Nieto la manejó durante un largo recorrido, abrió al costado derecho para Sáez y el goleador la puso con justeza al lado de la base del palo derecho. 3 a 1 y acceso a la final para el “Aeronauta” que, pese a no ser vistoso, tiene una idea de juego y la lleva a cabo. En oposición está Huracán, que no encuentra el rumbo, la derrota fue durísima y el cuerpo técnico debe trabajar muchísimo para mejorar.

Comentá la nota