Dueño de Bingo Bahía pretende comprar sucursal de Casino Crown, en Río Negro

Atento a la venta del establecimiento, legisladores de la oposición de denunciaron que el procedimiento estaría al margen del trámite licitatorio. La operación la harían una sociedad integrada por Francis Raineau y Juan Carlos Bojanich.
JUEGO. La sucursal de "Crown" en a ciudad de Viedma.

Según publican hoy varios medios de Río Negro, la venta del Casino Crown transita su etapa final, y ante esto, legisladores de la oposición advirtieron "que la operación estaría al margen del trámite Licitatorio".

Por caso, el portal Noticiasnet.com, publica hoy un informe donde dan cuenta que "desde el Frente Grande, en tanto, se analiza la veracidad de la información que da cuenta de la transferencia de la mayoría del paquete accionario de Crown, la concesionaria de siete casinos en Río Negro que a su vez compró a Casinos de Río Negro".

Según los datos publicados, estaría cerrado el acuerdo por el que Edward R. Mc Marphi, norteamericano de Texas y dueño del 80 por ciento de Crown, venda a una sociedad integrada por Francis Raineau y Juan Carlos Bojanich.

La expectativa creada obedece a que la concesión de Crown está siendo analizada en la Justicia y especialmente cuestionada la prórroga de cinco años que se le concedió a cambio de la construcción de un hotel en General Roca.

La denuncia, efectuada por Jorge Rodríguez, apunta a la falta de control legislativo y de decreto ratificatorio.

La información da cuenta de que no es la primera vez que Francis Raineau pone sus ojos en el juego de Río Negro.

Actualmente el empresario, al que se lo conoce con el apodo de ‘el francés‘ es de los más importantes del sector y presidente de la Cámara Argentina de Bingos y Anexos. Su empresa es el poderoso Bingo Avellaneda, que fue vendido casualmente a Crown Casinos, el año pasado.

Por su parte, Juan Carlos Bojanich es el dueño de Bingo Bahía, de nuestra ciudad. Su fortuna tiene origen en la explotación familiar de una cadena de panaderías, que han sido históricamente proveedoras de la marina.

Se desconocen las cifras que se barajan y en qué medida influyeron en la transacción los cuestionamientos judiciales, que desde la oposición adelantan que profundizarán a partir de los primeros días de febrero.

Comentá la nota