En duelo de rusas, Kuznetsova se coronó en Roland Garros.

En duelo de rusas, Kuznetsova se coronó en Roland Garros.
Svetlana Kuznetsova logró su segundo título de Gran Slam al vencer a su compatriota y número uno del mundo, Dinara Safina, en una final totalmente rusa del Abierto de tenis femenino de Francia.
Kuznetsova, séptima en el ranking de la WTA, se impuso con en una hora y cuarto con parciales de 6-4 y 6-2 y sumó el título de Roland Garros al conquistado en 2004 en el Abierto de Estados Unidos, impidiéndole a su vez a Safina lograr su primer torneo grande.

Ésta fue la tercera final de la temporada entre ambas tenistas.

Kuznetsova, que había caído en la final del Abierto francés en 2006 ante la belga Justine Henin,se impuso en el torneo Stuttgart y Safina lo hizo en el Abierto de Italia.

Para Safina, en tanto, fue la segunda derrota consecutiva en la final de Roland Garros, pues el año pasado cayó en la misma instancia ante la serbia Ana Ivanovic, por 6-4 y 6-3.

El duelo entre Kuznetsova y Safina, además, repitió una final rusa en Roland Garros después de cinco años.

En 2004 Anastasia Myskina el dio el primer título femenino a Rusia al vencer a su compatriota Elena Dementieva.

Kuznetsova logró el máximo resultado con el menor esfuerzo, al punto que ella misma admitió: "No esperaba ganar tan fácil un título tan importante en mi torneo favorito".

"Hoy jugué muy tranquila y logré mostrar mi mejor tenis, mientras que Dinara no jugó bien. Ella es mejor que yo y por algo es la número uno, pero esta vez no estuvo bien, aunque seguramente ganará este torneo en el futuro", agregó.

Safina, que cayó en el primer Grand Slam de la temporada ante la estadounidense Serena Williams, reconoció que "tenía tantas ganas de lograr el título, que no conseguí manejar la presión".

"Estaba desesperada y no hice nada de lo que debía. Svetlana me concedió algunas oportunidades, pero no supe aprovecharlas. Los nervios que tenía me jugaron en contra", completó Safina, quien confía en "ganar algún en París".

Kuznetsova sustentó su triunfo en su alto porcentaje de aciertos con el primer servicio: 78 contra 61 por ciento de su connacional, que cometió, además, siete dobles faltas, la última de las cuales le dio el triunfo a su rival.

La vencedora mostró una enorme solidaridad para con su amiga, festejando con sobriedad en una muestra de respeto a las lágrimas de Safina durante la entrega de premios, a cargo de la ex número uno del mundo, la alemana Steffi Graf.

La final masculina la animarán mañana el suizo Roger Federer, número dos del mundo y quien busca consagrarse por primera vez en Francia (es el único título de Grand Slam que aún no conquistó), y el sorprendente sueco Robin Soderling.

Ambos despacharon a dos sudamericanos en semifinales: Federer dio cuenta del argentino Juan Martín Del Potro y Sordeling del chileno Fernando González.

La final de los hombres cambiará de protagonistas por primera vez en tres años, pues Federer no enfrentará a su "fantasma" Rafael Nadal (ganador de las últimas cuatro ediciones y eliminado en esta), sino a Soderling.

Federer llega al duelo con ventajas, pues superó al sueco en las nueve ocasiones que se enfrentaron, y en caso de ganar igualará el record del estadounidense Pete Sampras de 14 títulos de Gran Slam.

Para Soderling, la de mañana, en cambio, será su primera final de un torneo grande.

Además, será la primera vez desde 2000 que un sueco jugará la final de Roland Garros, desde que Magnus Norman, hoy sin entrenador, cayera en esa instancia ante el brasileño Gustavo "Guga" Kuerten.

Comentá la nota