Duelo de escritorios

Comparada, sin querer queriendo, le puso pimienta a un derby en el que los planteles ni se miran: "No sé si Racing llena la cancha". Y Molina le contestó: "Se vé que nunca vino a vernos". Todo esto nació por las entradas...
Ni Racing ni Independiente pueden cargar a nadie. La Academia aún está en deuda en lo futbolístico y sus cuatro unidades (ni una victoria), sobre 15 jugados, dan más que una idea certera de su sombrío presente. El Rojo, algo más repuesto que el vecino, tiene en el Tolo Gallego la bandera del "sí se puede" aunque lo hace a los ponchazos: gana, pierde, empata... Y roza en su cuenta el 50% de los puntos que se jugaron. Así, y mientras en Domínico se hacen asados para el plantel todas las semanas y en el Cilindro los dirigentes ayer armaron uno especialmente para apoyar al equipo, era de esperarse que en la semana previa al clásico de Avellaneda cualquier chispita podía ocasionar un incendio. En este caso, la ignición no se originó en el campo de juego sino desde los escritorios. Y conforme al piné de los protagonistas -ambos presidentes- se podría decir que las llamas estuvieron a la altura.

Julio Comparada, sin quererlo, puso el fósforo mientras hablaba de la nueva moda de acotar la capacidad visitante: "Esto es algo que ha comenzado hace algún tiempo. Muchos clubes quieren priorizar lugares para su gente. No sé si Racing llena la cancha o no". Y Rodolfo Molina, pope de la Acadé, raspó la cabeza del fósforo del presidente del Rojo y le dio fuego agarrándose de la última frase, la que tomó como una ofensa hacia su club y, por ende, lanzó la contra: "Comparada no debe saber si llenamos la cancha porque no viene a vernos. Está claro que Racing a donde va llena". Y sostuvo sus dichos con estadísticas: "Me parece que no hace falta que les explique el nivel de convocatoria que tenemos. En el torneo pasado quedamos segundos en recaudaciones; y en el anual fuimos terceros".

Y, en parte, tiene razón Molina. En la temporada pasada, Racing estuvo en el podio de las recaudaciones, detrás de River y Boca. Mientras el Rojo fue quinto. Pero hay que tener en cuenta que de local los socios no pagan y la masa societaria de Independiente supera por casi el doble a la del vecino (55.000 vs. 30.000l). Otro dato de la 08/09: de visitante, la Acadé vendió 115.158 populares y su rival, 116.516.

Más allá de los números, este cruce de presidentes propio del folclore del fútbol no quedó ahí y Comparada avivó algo más el fuego en diálogo con Olé: "El que tenga complejo de inferioridad es su responsabilidad, no la mía. En ningún momento quise menospreciarlo. Yo no sé si todos los partidos llena la cancha, lo desconozco y lo dije en el sentido de la capacidad de los estadios. Polemizar antes un clásico me parece gravísimo e imprudente porque es incitar a la gente. Cada uno tiene su historia y cada una es contundente".

Y pensar que todo esto arrancó antes de que se supiera que Racing optó por darle al Rojo 5.500 entradas en lugar de 4.000, aunque son mil menos que lo que le dio en el clásico anterior jugado en el Cilindro, y por la simple razón de que la Academia decidió agrandar el sector local y lo hizo en detrimento del visitante. "Con Independiente tenemos la pica de todo clásico, le queremos ganar siempre... Aunque hemos consensuado darles la misma cantidad de entradas que nos darán el torneo que viene", amplió Molina. Y siguió: "La relación con los dirigentes es muy buena, adulta, cordial y profesional. No hay ningún problema".

Y claro que no hay problemas. El tema es que hoy ni Racing ni Independiente pueden cargar a nadie, salvo a ellos mismos y en la previa del derby...

Comentá la nota