Dudas sobre viandas en General Pico

En la última sesión del Concejo Deliberante, la integrante del bloque opositor, Patricia Testa, manifestó irregularidades en la cantidad de alimentos que el la comuna afirmó entregar a un establecimiento infantil.
"Ahora el intendente deberá contestar, en un lapso de 90 días, la solicitud que le hemos efectuado", dijo Patricia Testa, concejala del Frente Pampeano Cívico y Social (Frepam), sobre la aprobación de un proyecto de resolución referido a las viandas entregadas en distintos comedores infantiles de esta ciudad.

En la última sesión ordinaria del legislativo local, la edila manifestó irregularidades en la rendición de cuentas de diciembre por parte del ejecutivo ya que aparecieron cantidades de carne destinadas a estos sitios de asistencia social que no coincidían con la recibida diariamente por los concurrentes.

El proyecto de resolución que presentó el Frepam consta -según Testa- de tres artículos: "El primero es tener un conocimiento real de la cantidad de viandas que cocinan o elaboran cada uno de los comedores escolares de esta ciudad. Para esto, hemos pedido un informe (al ejecutivo) desde enero hasta agosto del 2009 para saber si a aumentado o descendido el número de paquetes que están elaborando", dijo la concejala al atribuir la petición a la "difícil" situación económica nacional e internacional.

El segundo inciso intenta "conocer si en la actualidad el Ejecutivo mantiene el convenio con la Fundación Eva Perón. Si continúa vigente, deberíamos conocer cuales son las obligaciones del municipio para mantener y sostener los dos establecimientos", afirmó Testa al aclarar que en Pico existen dos comedores con esta misma identificación.

La edila explicó el siguiente punto haciendo hincapié en la revisión de cuentas de diciembre de 2008 "donde vimos que en uno de estos lugares aparecen cinco proveedores que están dentro del marco de la normativa administrativa legal y correcta. Ellos, previamente seleccionados mediante una licitación, son quienes entregan los insumos para que se puedan elaborar las diferentes viandas", agregó al manifestar que hay un distribuidor de carne, pan, leche, verduras y alimentos no perecederos.

No coinciden.

Testa sostuvo que en diciembre del año pasado aparecieron facturas con una descripción de abundante carne en este comedor como por ejemplo: 12 kilogramos de aguja, 163 de carne picada, 38 de pulpa, 18 de hígado y 89 Kilogramos de pollo que llegan a una suma de 2850 pesos. En una recorrida que la integrante del bloque opositor hizo a principios de año logró percatar el normal funcionamiento de este lugar y tomó el caso particular de un asistente que iba todos los días a buscar su vianda "entregándonos el menú de 8 jornadas consecutivas", dijo.

La experiencia que llevó a cabo la concejala logró establecer que "en el menú no apareció la pulpa y el pollo sino que todo se sustentó a base de carne picada" y que aún recibiendo los platos diarios actuales que entrega la fundación también se basan en este tipo de alimentos.

"Si les van a regalar la vianda, que sea de calidad porque para eso el proveedor aporta", sentenció la concejala del Frepam al agregar que su colaborador manifiesta que la comida "no está en el óptimo estado y que no se enfatiza en el cuidado respectivo que hay que tener en cuenta para ser entregado a las personas que solicitan la comida.

La edila atribuyó la asistencia a los comedores a la escasez de empleo y ejemplificó que: "hace varios meses que se están atendiendo en el día a un promedio de tres personas que asisten al concejo para pedir trabajo. Para estas personas, el comedor significa un lugar primordial ya que les garantiza su comida diaria", completó Testa.

Comentá la nota