Dudas sobre la economía de Asia hicieron caer los mercados mundiales

La bolsa china perdió un 6,74%. También cayó la de Japón, tras el triunfo opositor.
La bolsa de Tokio cerró ayer con una ligera caída del 0,4%, debido a la fuerte alza del yen tras el histórico triunfo electoral de la oposición política en las legislativas de Japón, que pone fin a 54 años de gobierno de los conservadores. Otros importantes mercados asiáticos, especialmente el chino, sufrieron fuertes bajas, que se extendieron también a Europa y a Wall Street.

El índice Nikkei de Tokio perdió 41,61 puntos, o el 0,39%. Había iniciado la jornada con una subida de hasta el 2,21% durante la mañana, con la que alcanzó su nivel más alto desde el inicio del año. Pero una fuerte revalorización del yen, que perjudicó a las acciones del sector exportador, desbarató las ganancias logradas horas antes. Al cierre, el dólar valía 91,81 yenes, contra 93,59 del viernes.

El Partido Demócrata de Japón (PDJ, centro), principal fuerza de oposición, se adjudicó el domingo la mayoría absoluta en la Cámara de Diputados con una arrolladora victoria electoral y dejó atrás 54 años de hegemonía conservadora del Partido Democrático Liberal del premier Taro Aso en la vida política de ese país.

Mayoritario en las dos cámaras parlamentarias, el PDJ tendrá carta blanca para aplicar su vasto programa social (subsidios familiares, ayudas a los más desfavorecidos, reducción de impuestos a las pequeñas empresas) encaminado a reactivar el consumo y frenar el declive demográfico.

"Damos mucha importancia al crecimiento económico, pero antes que nada tenemos que aumentar los ingresos de los individuos", recalcó el futuro primer ministro y líder del PDJ, Yukio Hatoyama.

El triunfo opositor "fue bien recibido ya que puso fin a la incertidumbre", dijo Toshikazu Horiuchi, de Cosmo Securities, a la agencia local Kyodo. Pero hay cierta incertidumbre sobre lo que realmente podrá hacer el futuro gobierno, de un partido nuevo y sin experiencia en el poder.

Pero no todos los mercados reaccionaron igual. La bolsa de Shanghai se desplomó el 6,74% tras el anuncio de que los préstamos bancarios nuevos en China podrían caer por debajo de los 300.000 millones de yuanes (unos 44.000 millones de dólares) este mes y restar liquidez al mercado.

El desplome de la bolsa china -el peor desde junio de 2008- desencadenó el temor de una contracción en la economía de ese país con el riesgo de prolongar la recesión internacional.

En una tendencia similar, la bolsa de Hong Kong terminó con un descenso del 1,86%, y Seúl perdió el 1% por ciento.

La Bolsa de Nueva York también terminó en baja, afectada por la abrupta caída del mercado chino. El índice industrial Dow Jones perdió 0,50% y el tecnológico Nasdaq 0,97%, mientras a los inversionistas les volvía a preocupar la economía mundial.

Las pérdidas más considerables ocurrieron en las compañías relacionadas con la energía y el material de construcción, al tiempo que cayeron los precios de materias primas como el crudo y el cobre.

En Europa, los mercados cerraron con la misma tendencia negativa. El que más perdió fue el de Milán, con un retroceso del 1,11%. París cedió el 1,07%, Frankfurt perdió el 0,95% y Madrid cayó un 0,68%. La bolsa de Londres estuvo cerrada por ser feriado.

El mal clima de los mercados llegó hasta América Latina. La bolsa de San Pablo cayó 2,10%, tras una jornada en la que la moneda brasileña se depreció respecto del dólar. El Merval argentino cayó 0,84% y la bolsa de Colombia cedió 0,35%. Sólo subió la bolsa de Caracas, que cerró con un alza de 2,05%.

Comentá la nota