Hay dudas con los fondos para el tratamiento de los residuos

Con la renuncia de Picolotti quedó pendiente el envío de recursos nacionales para el saneamiento ambiental.
La salida del cargo en diciembre de Romina Picolotti, la cuestionada ex secretaria de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, ha puesto en duda el envío de fondos que estaban comprometidos para el plan denominado "Guerra de la basura" en San Juan. Se trata, al menos, de 3,5 millones de pesos que estaban destinados para completar las obras de limpieza del llamado Campo La Bebida, en Rivadavia, y los recursos para construir la planta de procesamiento de residuos sólidos, calculados entre 2 y 4 millones de pesos, en esa misma área.

Es que tampoco el reemplazante de Picolotti, Homero Bibiloni, ha cumplido hasta el momento con el envío de la remesa ya comprometida de los 3,5 millones ni ha asegurado los otros fondos.

Pero si los recursos nacionales no llegan, el plan no se va detener porque tanto el Gobierno Provincial como los municipios van aportar dinero y continuarán las gestiones ante la Nación, según dijo ayer el subsecretario de Medio Ambiente de la provincia, Raúl Tello.

La ex funcionaria tuvo que dejar el cargo por el descontento que había en el Gobierno Nacional con su gestión. En el 2008 sólo había ejecutado el 40 por ciento del presupuesto de su área y había gastado más de 70.000 dólares en viáticos. Además, pertenecía al círculo íntimo de Alberto Fernández, el todopoderoso ex jefe de Gabinete, que había renunciado al Gobierno antes.

El plan denominado "Guerra contra la basura" es un ambicioso programa que al 2010 persigue tener funcionando plantas de tratamiento para los desechos clasificados de las 9 zonas en la que ha sido dividida la provincia. En la zona 1 están el Gran San Juan, Pocito, Ullum y Zonda; en la 2, 9 de Julio, Caucete y 25 de Mayo; en la 3 San Martín y Angaco; en la 4 Albardón, 5 Sarmiento, 6 Jáchal, 7 Iglesia, 8 Calingasta y 9 Valle Fértil.

Dentro de ese plan en marzo del 2008 se licitó el saneamiento, que es la limpieza y nivelación, del llamado Campo La Bebida, una zona de 4.000 hectáreas ubicada al suroeste de Rivadavia donde por más de 80 años vinieron tirando sus desechos los municipios del Gran San Juan, además de los particulares. Ahora está siendo sometida a un proceso de limpieza con una primera partida nacional de 1,5 millones de pesos de la Nación. Pero faltan 3,5 millones más para completar los trabajos. Y es lo que los funcionarios locales esperan que remita la nueva gestión de Bibiloni.

Dentro de ese plan y como complemento de la obra de saneamiento del Campo La Bebida está la construcción de la planta de tratamiento de residuos sólidos (ver infografía). Luego vendrán las plantas para las otras zonas.

Comentá la nota