Dudas por la deuda del ex Banco Municipal

La Asamblea de Mayores Contribuyentes no trataría el incremento en la deuda por la liquidación del desaparecido Banco Municipal. Se vota la suba de tasas
Hoy al mediodía está llamada a reunión la Asamblea de Mayores Contribuyentes para votar la ordenanza fiscal e impositiva, que determina aumentos de hasta el 35% en las tasas por Servicios Urbanos Municipales (SUM).

Pero según trascendió en los pasillos del Concejo Deliberante, el Departamento Ejecutivo demoraría el envío de otro proyecto de ordenanza que, teóricamente, se trataría en esta sesión. Se trata de la ordenanza que autoriza a modificar las condiciones de la deuda contraída cuando el banco de la Provincia se hizo cargo del liquidado Banco Municipal. Específicamente se refiere a la cartera de deudores morosos de difícil cobrabilidad que la institución bonaerense no quiso asumir y que representan créditos por unos 9 millones de pesos, los que pasarían a engrosar definitivamente el pasivo asumido por el Municipio luego de la quiebra de la entidad financiera.

La versión indica que los funcionarios municipales se percataron que para el tratamiento de este proyecto hacía falta un informe previo del Tribunal de Cuentas de la Provincia, por lo que se esperará a la remisión de dicho informe para, finalmente, convocar nuevamente a la Asamblea de Mayores Contribuyentes.

Cabe recordar que la Asamblea es un órgano creado por ley, integrado por los 24 ediles del Concejo Deliberante más 48 vecinos que deben cumplir requisitos como estar al día con el pago de las tasas y abonar un monto mínimo anual. Toma decisiones por mayoría simple y es el órgano que fija el tipo y valor de las tasas municipales, como también autoriza los endeudamientos y empréstitos.

El proyecto de ordenanza fiscal impositiva ata el coeficiente sobre el que se calcula la tasa SUM a la valuación fiscal inmobiliaria que realiza la Provincia, más elevada que la utilizada actualmente

-por catastro municipal-, lo cual puede llegar a cuadruplicar los montos que paguen algunos propietarios. Es por eso que desde el propio oficialismo establecieron un tope al incremento del 35%.

Pero además, esta ordenanza aumenta las alícuotas y los montos mínimos que deben abonar profesionales, comerciantes e industriales en concepto de inspecciones por Seguridad e Higiene. Y modifica -siempre hacia arriba- las tarifas por conceptos tan variados como las patentes de motocicletas, scooters y ciclomotores; licencia de conducir; derechos de espectáculo; uso del espacio público; trámites como los permisos de obra; y hasta los montos por desmalezar un terreno o retirar residuos no habituales de un domicilio. Se descuenta que el oficialismo contará con los votos necesarios para sacar adelante la iniciativa, paso previo a la remisión del presupuesto para el año 2010.

Comentá la nota