Dudas por crédito de 200 mil pesos dado por Malargüe al Obispado de San Rafael

El municipio que dirige el justicialista Juan Agulles cedió un crédito a la curia sanrafaelina para la construcción del edificio del Colegio San José en ese departamento. Pero la oposición dice que se otorgó el doble de lo informado por la comuna. Cruces en el Concejo Deliberante.
"Hay una calma tensa", señalaron desde el confín sureño de la provincia. Por estos días, la tierra natal del gobernador vuelve a llamar la atención debido a nuevas presuntas irregularidades que se han registrado en la municipalidad por el otorgamiento de créditos a empresas de la zona. Y las excusas del oficialismo parecen ser vanas ante las acusaciones: "Ha sido un error de tipeo".

El Concejo Deliberante de Malargüe vive una nueva contienda que el oficialismo, gracias a su preponderancia numérica, logra dominar. Se trata de la entrega de créditos a empresas, colegios y cooperativas por varios miles de pesos, soslayando la aprobación de los ediles.

El caso más llamativo son los fondos aportados al Colegio diocesano "San José". Según el concejal del radicalismo, Fernando Glatigny, el municipio que actualmente dirige Juan Antonio Agulles otorgó a esta institución educativa la suma de 200 mil pesos en 2006 -en ese momento, la municipalidad era conducida por el actual diputado Raúl Rodríguez- para levantar el edificio escolar.

Este préstamo había sido otorgado por Rodríguez mediante un convenio con el Obispado de San Rafael, pero concitó al sorpresa de los ediles de la oposición -que son minoría en el HCD- por las diferencias en los montos aportados por el municipio entre 2008 y 2009. De acuerdo con Glatigny, ese monto inicial de 200 mil pesos, había sido aumentado en otros 200 mil -400 mil pesos en total-.

"La explicación que nos dieron es que había habido un error de tipeo en el informe", indicó el concejal, de acuerdo a las respuestas que obtuvo del oficialismo. Pero de la sorpresa pasaron a la duda, puesto que el Concejo no había sido informado por el Ejecutivo municipal de un aumento en las partidas presupuestarias.

Este no sería el único hecho poco claro.

Payún Matru es una cooperativa que realiza la limpieza de basura y que se dedica al mantenimiento de la plaza del distrito de La Salinilla. Esta empresa también recibió un crédito del municipio por 21 mil pesos, aproximadamente.

"El problema es que este convenio tiene que ser refrendado por el Concejo y esto nunca se hizo, en los dos años que lleva", expusó el edil.

A esta situación se suma un detalle que agrega más sospechas de la arbitraeriedad con que se manejan las cuentas públicas en Malargüe.

Payún Matru sería dirigida por una persona de apellido Soto que, a la vez, sería empleado de la municipalidad, por la que ya recibe un sueldo.

Desde el oficialismo, rechazaron este argumento y señalaron que no hay necesidad de que el convenio pase por las manos de los ediles, toda vez que haya sido aprobado en la ley de presupuesto municipal.

Para el oficialismo, son "falsedades"

"No tenemos nada que ocultar", se adelanta Silvia Martínez, la jefa del bloque peronista en el Concejo que preside la también justicialista Silvia Calvi.

En esa línea, Martínez confirmó que la rendición de cuentas del municipio en el caso del Colegio San José "es de 200 mil pesos, como puede averiguarse en el Tribunal de Cuentas".

La concejala explicó que el crédito otorgado hace dos años contó con un período de gracia para el colegio que administra el Obispado de San Rafael.

Asimismo, Martínez recargó las tintas contra su par de la Concertación, Norma Bouza, y señaló que ésta mantiene una deuda con el municipio de 11 mil pesos por una actividad apícola.

"Ella lo niega, pero en el municipio figura como deudora", sostuvo Martínez, desacreditando de esta forma a la concejala opositora que elevó las dudas junto a Fernando Glatigny sobre las presuntas irregularidades en los créditos.

Malargüe, en el foco

La tierra natal del gobernador ha vuelto a estar en el foco de atención a partir de últimos sucesos que han agitado la vida política del departamento.

El rpimero de ellos, un incendio en el área de Servicios Públicos en el que se quemó, además de la infraestructura, información sobre la labor en esa repartición.

El siniestro ocurrió un día antes de que la justicia procediera a allanar el municipio encabezado por Agulles debido a las denuncias de un concejal electo, Gabriel Ferrero, en torno a presuntas irregularidades sobre el destino del combustible que la comuna habría provisto para la campaña del PJ en el 4º distrito.

Comentá la nota