Drogas: a De Narváez no le hablen de despenalizar

Dijo que sería "un error" no castigar la tenencia para consumo personal. Y que al Estado le falta "capacidad para dar tratamiento". Rechazo de la Iglesia.
A contramano del probable e inminente fallo de la Corte Suprema, el diputado Francisco de Narváez advirtió que sería "un error" despenalizar la tenencia de drogas para consumo personal y sostuvo que esa eventual decisión no debería adoptarse "de forma independiente, sin tener en cuenta un sistema de prevención que actualmente casi no existe".

"Hoy el Estado no tiene la más mínima capacidad de dar tratamiento a quienes sufren adicciones", indicó el legislador a través de un comunicado de prensa, en el que también remarcó "la gravedad que hoy tiene en la sociedad argentina el creciente problema de la drogadicción".

La iniciativa también fue objetada por la Iglesia, que ayer expresó su "total rechazo" y advirtió que "se seguirá oponiendo a todo lo que atente contra la vida humana", según señaló a la agencia DyN el titular de la Comisión Nacional de Justicia y Paz, el laico Eduardo Serantes.

CASO TESTIGO. Los jueces de la Corte Suprema se pusieron de acuerdo y votarán la despenalización de la tenencia de droga para consumo personal. Mañana, el Tribunal se reunirá por última vez en el año, y, si los tiempos administrativos lo permiten, podrían firmar la sentencia que declarará inconstitucional el segundo apartado del artículo 14 de la ley 27.737, que persigue el tráfico y la tenencia de estupefacientes.

En rigor, la sentencia estaría entre las prioridades del próximo año si mañana no llegan a votarla. La decisión está en el despacho del presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, quien tiene el expediente. El máximo tribunal resolverá sobre la historia de Andrés Villacampa y César Mindurry, dos jóvenes de San Pedro que fueron detenidos, investigados y condenados por tener porro en sus bolsillos.

Comentá la nota