El drama de las monedas da respiro

Luego de tres años en la que público y comerciantes sufrieron el metálico fundamental para los vueltos chicos y los viajes en el transporte público, una serie de factores parece haber incidido en el mejoramiento de la situación
La caída de ventas por la epidemia de la Gripe A, los $491.3 millones inyectados por el Banco Central (BCRA) entre enero y julio, además de la utilización del boleto electrónico SUBE que permite viajar en líneas de colectivos y trenes ayudaron a que las monedas dejen de ser un objeto esquivo en el funcionamiento cotidiano de la sociedad.

De acuerdo con la información difundida por el diario Clarín, el BCRA estima que podrá emitir un total de $800 M en monedas, en todo el 2010, un 60% más que el año anterior. La Casa de la Moneda acuñó con su capacidad al máximo y se adquirieron monedas terminadas a México y Chile.

Miguel Calvete, titular de la entidad que agrupa a los suspermercados de propietarios chinos (CASRECH), advirtió que "hay más monedas nuevas y el Central las está redistribuyendo mejor".

Calvete indicó que los supermercados que agrupa su entidad, apropósito de la nueva situación, dejarán de entregar este mes los bonos que entregan para no dar monedas como cambio a sus clientes, los cuales pueden ser utilizados en futuras compras.

Comentá la nota