Los “Dragones” tomaron el gremio de la UOCRA “cansados” de Cheuquepal

Con fuertes reclamos a la actual conducción de la delegación Comodoro Rivadavia de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina, ayer trabajadores que en su mayoría se desempeñan en yacimientos petroleros, tomaron la sede sindical que lidera Ricardo “Chiquito” Cheuquepal.
Los “Dragones”, pese a haber recibido la personería jurídica para actuar en Cerro Dragón, ahora reclaman la conducción total del gremio.

Aprovechando que las oficinas de la delegación Comodoro Rivadavia de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) estaban cerradas ayer a las 6, un grupo de trabajadores de la construcción tomó el edificio ubicado en Rawson casi esquina Saavedra. De inmediato se sumaron unos dos mil “dragones” que “bajaron” de los yacimientos en apoyo a la medida.

En concreto, el reducido grupo que sirvió como fuerza de choque llegó en horas de la madrugada a la sede sindical y, tras romper la puerta principal a patadas –según obra en las denuncias-, ingresaron al edificio en disidencia con la actual conducción de Ricardo “Chiquito” Cheuquepal.

Con el paso de los minutos, los trabajadores que se estaban movilizando sobre la ruta 26 en reclamo de un “manejo transparente” de la sede gremial, recibieron la noticia de que ese grupo había logrado entrar al gremio y se acercaron rápidamente para brindar “apoyo externo”.

Ya entrada la mañana, se acercó al lugar personal policial de la Seccional Segunda, pero siempre con una actitud preventiva, ya que no se registraron enfrentamientos. En todo momento se pensó que Cheuquepal podría haber reunido a sus colaboradores para “recuperar” la sede sindical, pero eso hasta anoche no había ocurrido (ver nota a parte).

Guido Dickanson, uno de los voceros de los trabajadores de la construcción en yacimientos petroleros (autodenominados “dragones”) explicó: “nosotros nos enteramos que este grupo de compañeros tomó la sede de nuestro sindicato y vinimos a ratificar la decisión de que los representantes deben ser Luis Gortari y Raúl Murga, como secretarios general y adjunto”.

Un dato importante es que este sector disidente del gremio oficial de la UOCRA recibió el miércoles su personería jurídica, otorgada por el Ministerio de Trabajo de Nación, pero el vocero reconoció: “sabemos hasta dónde llegan las gestiones actualmente, pero lo real es que la UOCRA es una sola. Por eso nos cansamos de depender de las ganas de “Chiquito” Cheuquepal. Este personaje gestionaba por nosotros a su manera, muy distinta a la nuestra y llegó el momento en que los compañeros nos cansamos y dijimos basta”, desafió.

A última hora de la tarde, Dickanson dio a entender que el verdadero objetivo de los “dragones” es apoderarse de la conducción total de la delegación Comodoro Rivadavia, lo cual incluiría trabajadores en Cerro Dragón, pero también aquellos que se desempeñan en las obras de construcción que se realizan en el casco urbano.

Para hoy tanto las empresas de servicios petroleros como las operadoras de la región esperan que la actividad en los yacimientos vuelva a la normalidad, pero eso dependerá de las respuestas que los “dragones” reciban desde Buenos Aires, donde Murga y Gortari se encuentran negociando con UOCRA Central.

Trascendió que desde un primer momento tomó intervención la Justicia Federal, acción que incluyó una serie de conversaciones entre el fiscal federal de turno y los referentes de ambos sectores de la UOCRA.

Cheuquepal confiaba anoche en que se iba a librar una orden de desalojo, mientras que los trabajadores apostados en el gremio esperaban respuestas desde Buenos Aires con tranquilidad, sin temor a ser reprimidos por la fuerza pública.

Comentá la nota