Dragado: Uruguay busca dar una señal para encontrar una "solución" al conflicto

Dragado: Uruguay busca dar una señal para encontrar una "solución" al conflicto
Los presidentes Cristina Fernández y José "Pepe" Mujica se cruzaron en el marco de la Cumbre del Mercosur en Brasilia. Desde el gobierno oriental hablaron de una posible salida a la disputa. Mensajes a través de los discursos.

José “Pepe” Mujica y Cristina Fernández compartieron la Cumbre del Mercosur en Brasilia en medio de la tensión diplomática por las obras de profundización del canal Martín García. La presidenta argentina, en su discurso, comentó una parte de la alocución del jefe de Estado uruguayo. Pero se trató de un intercambio de opiniones breve, que pareció no tener trascendencia. En Montevideo, algunos medios digitales, citando fuentes del gobierno de ese país, aseguraron que hubo un diálogo entre ambos mandatarios y que de allí surgió una “posible solución” a los roces diplomáticos protagonizados en los últimos días por los cancilleres de ambos lados del Río de la Plata.

El sitio web de noticias informó ayer, al cierre de esta edición, que finalmente, en Brasilia, el presidente uruguayo había conseguido plasmar su intención de conversar cara a cara con Cristina Fernández. La noticia también fue difundida por el sitio web del diario La República. Para el diario El Observador Mujica dijo a la prensa “lo mejor es callarse la boca y trabajar”. Según los medios uruguayos, Mujica había confiado a su entorno que se trata de un tema “complicado”. Otros funcionarios, sin embargo, según las mismas fuentes, habrían admitido que se había conversado acerca de una “posible solución”.

Las supuestas irregularidades en un contrato para obras en el canal Martín García, que administran la Argentina y Uruguay, motivaron nuevas tensiones entre ambos países la semana pasada, alimentadas por acusaciones cruzadas y sospechas de sobornos para favorecer a una compañía holandesa.

El lunes, de hecho, la Cancillería argentina informó de la apertura de sobres con las empresas que se ofrecen a hacer las obras de profundización del dragado del canal Martín García, en el Río de la Plata. Héctor Timerman dispuso que, dado que toda la polémica implicaba a la empresa Riovía (o su controlante Boskalis International BV), su oferta no sería tomada en cuenta. Pero el gobierno argentino no consiguió que Uruguay tomara la misma postura. Y, de hecho, terminó acusando a Uruguay de no haber “colaborado” para hallar a los responsables de las supuestas irregularidades. El comunicado oficial argentino se preguntó, desde su titular: ¿Quién protege a Riovía?

En este punto, Mujica dijo públicamente que no veía como fructíferos los cruces de comunicados de las Cancillerías de ambos países. Y que trataría de conversar con la presidenta argentina para reencauzar el tema. Según algunos medios uruguayos eso ocurrió. Y fue, de algún modo, un encuentro auspicioso.

Lo que sí mostraron las cámaras de televisión fue el breve comentario que hizo Cristina Fernández sobre el discurso de Mujica. El uruguayo, en referencia a los desafíos del Mercosur, dijo: “Nuestra formación cultural, el de dónde venimos nos puede hacer trampa y la mezquindad de nuestro razonamiento pequeños puede contribuir a multiplicar los obstáculos”, dijo. Cristina, a su modo, le contestó: “Pepe hablaba de trampas que nos puede imponer la propia formación cultural. Yo te quiero decir Pepe que no le tengas miedo a la propia formación cultural porque podemos haber tenido errores, pero siempre trabajamos para que los que tienen menos y no para los que tienen más. Esta es una garantía que nos permite no desandar el camino.” «

Coment� la nota