La DPEC se suma a la lucha contra gripe A

El interventor de la D.P.E.C. Julio Espínola, estableció junto con gerentes y jefes zonales distintas medidas sanitarias para resguardar a empleados y usuarios de la Influenza A (H1N1), aunque aclararon que la atención comercial y técnica será normal.
Junto a gerentes y jefes zonales, Espínola delineó medidas de seguridad sanitaria para prevenir la propagación de la enfermedad entre empleados y clientes, las cuales pasarán básicamente por un monitoreo constante de personas con sintomatología de enfermedades respiratorias.

Este control diario apuntará a otorgar licencias por todo el tiempo que resulte necesario a los agentes del organismo para evitar contagios en las oficinas, mientras que el personal que desempeña tareas al aire libre también será sometido al seguimiento médico aunque se considera que tiene menos posibilidades de exponerse a un contagio.

Además, en las sedes comerciales se hará entrega de barbijos, alcohol para higienizarse las manos y folletos explicativos diseñados por el Ministerio de Salud Pública provincial.

También se decidió incluir recomendaciones en las boletas con la facturación bimestral para evitar el contagio de esta enfermedad virósica.

"Decidimos hacer auditorías médicas todos los días a nuestro personal, el administrativo, el que atiende en los locales comerciales y el técnico, de modo que no se resienta un servicio esencial como es el de la energìa pero evitemos la propagación de esta enfermedad con un criterio proactivo", explicó Espínola tras la reunión con los gerentes del interior provincial.

Cada una de las medidas se extenderán a las sucursales del interior "porque nuestra idea es dar seguridad a nuestros clientes pero también a nuestros empleados", dijo el interventor del ente autártico y aseguró que la detección de "cualquier tipo de enfermedad respiratoria que no sea precisamente gripe, el trabajador será enviado a su casa con un monitoreo médico constante".

La reunión en la que esta mañana Espínola y los demás funcionarios de la DPEC tuvieron en la sede central del organismo, "sirvió para avanzar en algunos servicios que como empresa ya los tenemos", señaló el interventor para detallar el servicio de atención telefónica.

"Ahora en el marco de esta emergencia sanitaria les pedimos a nuestros clientes que si no es extremadamente necesario, no concurran a nuestras sedes comerciales, por eso incrementaremos nuestra atención telefónica cuyos números figuran en las boletas", indicó el funcionario.

Remarcó que la DPEC al ser una empresa que brinda un servicio público "mantendrá el mismo nivel de atención comercial y técnica más allá de esta coyuntura que tenemos en este momento, nuestro personal que atiende emergencias seguirá trabajando normalmente", reiteró.

Explicó en otro sentido que las facturas que estén vencidas "de igual manera se las puede pagar en bancos o locales pagos rápidos, no es necesario que boletas vencidas sean pagadas en nuestros locales", dijo Espínola.

Destacó el acompañamiento del personal de la empresa estatal en todas sus áreas "que en muchos casos ahora deberá ayudarnos en el trato cara a cara con nuestros clientes", dijo y refirió que habrá "cupos en nuestras sedes comerciales para evitar aglomeración de personas", puntualizó.

Comentá la nota