La DPEC instaló dos generadores móviles en el Cocomarola y el Puente Pexoa

La Dirección Provincial de Energía de Corrientes (DPEC) informo sobre la instalación de dos generadores transportables en el anfiteatro Cocomarola y en el camping municipal del Puente Pexoa para que funcionen “ante cualquier eventualidad” durante la Fiesta Nacional del Chamamé que comenzará esta noche.
Ante la magnitud del evento y la convocatoria de público previsto desde la organización de la 19ª edición nacional y 5ª del Mercosur de la máxima fiesta de la música litoraleña, la DPEC decidió instalar generadores móviles en las dos sedes de la fiesta.

El de mayor capacidad está en el predio del anfiteatro “Mario del Tránsito Cocomarola”, 900 KVA “listo para entrar en servicio ante cualquier eventualidad”, informaron a la Dirección de Información Pública desde el ente autárquico.

Mientras que para el camping del Puente Pexoa de la comuna de Riachuelo, operarios de la empresa estatal terminan la instalación de un generador con capacidad de 25 KW, a fin de garantizar el normal desarrollo de la “Bailanta Chamamecera” que se extenderá entre mañana jueves y el domingo próximo

Este evento paralelo a la fiesta mayor de la música correntina, contará con la presencia estimativa de casi diez mil personas por día, según estimaciones de la organización.

“Las máquinas son como reservas frías y entran en funcionamiento solamente en caso de emergencia”, expresa el informe difundido por la DPEC.

En tanto, hace referencia a la localidad de Mercedes puntualmente al lugar donde se erige el santuario del Gaucho Antonio Gil, ante la llegada masiva de visitantes para este próximo jueves fecha en que se recuerda la muerte del santo popular.

“Desde la comuna y por parte de la comisión que administra el predio no se recibió pedido alguno de generadores o cualquier tipo de asistencia extra por la fecha”, contó Marcelo Gretti Coordinador del área legal de la DPEC.

Sin embargo, operarios de la empresa revisan desde el pasado fin de semana el servicio en la zona y hasta el momento no se produjo ningún tipo de inconvenientes.

“Los controles se hacen sobre la carga en los locales comerciales ubicados en el santuario”, completó la explicación el funcionario.

Tiene que ver con la demanda del serbio en la zona pero hay un dato sobre la disponibilidad de las máquinas móviles con los que cuenta la DPEC.

Actualmente hay aparatos de diferentes capacidades trabajando en Itá Ibaté, Berón de Astrada, Loreto y San Miguel.

En la última localidad “se trabaja para restablecer la línea de 132 KW que une Ituzaingó con Itá Ibaté por lo que en la localidad está uno de nuestros generadores móviles”, dijo Gretti.

Remarcó que la situación en Mercedes a un día de la llegada en masa de visitantes al santuario del Gaucho Gil, ubicado a orillas de la Ruta Nacional 123, es normal y que el monitoreo en la zona continuará al menos hasta este próximo fin de semana.

Comentá la nota