Dorrego: no descartan que una interna policial tenga vinculación con hechos delictivos

Fuentes consultadas por LABRUJULANET coincidieron en señalar que los últimos episodios delictivos ocurridos en Coronel Dorrego podrían tener relación con los recientes cambios en la jefatura policial de esa ciudad.
Una seguidilla de extraños hechos de inseguridad ocurridos en el último tiempo en Coronel Dorrego han abierto la posibilidad de que esa ciudad esté siendo escenario de una feroz interna de un sector de la Policía Bonaerense.

Fuentes confiables coincidieron ante la consulta de LBN, “no se descarta que Dorrego esté presa de alguna interna policial que arroje como resultados algunos hechos delictivos inéditos en esa localidad”.

El 28 de enero, en una planta de acopio de cereales, amanecieron más de 40 silos plásticos destrozados y con inscripciones dirigidas directamente contra el flamante jefe policial. “Correa: devolve la plata que nos robaste en Sierra" decía la leyenda escrita con pintura en aerosol.

También, un día después, se robaron una camioneta que estaba estacionada a pocos metros de la comisaría. Y a las pocas horas, desconocidos hurtaron un tractor de un campo y, sin robarle nada, lo abandonaron totalmente destrozado.

“Son hechos que dan para pensar que se trata de una interna policial, son hechos con mensajes” indicó un ex jefe que pasó por la Policía hace algunos años.

Se recuerda que, el Capitán Pablo Correa asumió a principios de este año desplazando de su cargo a Marcelo Giussia en la comisaría de Dorrego. El nuevo jefe había sido relevado de la seccional de Sierra de la Ventana por las reiteradas quejas de inseguridad.

“A muchos nos llamó la atención la designación de Correa porque no había hecho una buena gestión en Sierra, y a su vez, el Capitán Giussia tenía buenos índices de seguridad en la ciudad, no había motivos para que lo sacaran” expresó un hombre conocedor de los asuntos vecinales de aquella localidad.

Correa en declaraciones a la radio “La Dorrego” hizo referencia a las inscripciones en su contra y, sugestivamente, calificó al hecho como “un acto de cobardía de algún viejo conocido que me tiene sin cuidado”.

Comentá la nota