A donde vayan los iremos a buscar

A  donde vayan los iremos a buscar

Se presentaron recursos a la Corte Suprema para evitar la resolución que hizo lugar la defensa del empresario Pedro Blaquier investigado por colaborar con la dictadura en la desaparición de obreros del ingenio Ledesma. La defensa de Blaquier estaba a cargo del abogado salteño y poderoso operador de la justicia: Horacio Aguilar.

Javier De Luca y Ricardo Wechsler, miembros de la Cámara de Casación Penal, presentaron dos recursos extraordinarios para que la Corte Suprema analice la resolución de la Sala IV, que hizo lugar a las defensas del dueño de Ingenio Ledesma, Pedro Blaquier, y al exadministrador, Alberto Lemos, en las dos causas donde se los investiga por delitos de lesa humanidad durante la última dictadura cívico militar. De Luca recurrió en el caso de los secuestros del exintendente de Libertador General San Martín, Luis Aredez, de Omar Claudio Gainza, y de Carlos Alberto Melián, mientras que Wechsler lo hizo en el de los 20 secuestros, perpetrados el 20 y el 21 de julio de 1976 en lo que se conoce como “La noche del apagón”. Al dictar la falta de mérito en ambas causas, Casación había considerado que si bien se probó la participación de vehículos del Ingenio Ledesma en el secuestro y traslado de personas, “no se puede probar que ambos (los acusados) tenían conocimiento de estar realizando aportes concretos a la conducta dolosa específica” y que “bajo ningún punto de vista puede ser relacionada objetivamente con una colaboración”.

Horacio Aguilar, el defensor de Blaquier es salteño, cuenta con un estudio en la calle Gabriel Pulo 40 de esta ciudad y durante años fue asesor del actual gobierno hasta que renunció para asumir la defensa de Blaquier en el 2012.

Coment� la nota