¿Dónde está Prefectura?

Referentes de las zonas más alejadas de la ciudad afirman que la presencia de los prefectos es escasa o directamente nula. Además, cuestionan que se instalen en las avenidas y no ingresen a los barrios.-
Un relevamiento realizado por El Atlántico en relación a la seguridad y la presencia de efectivos de Prefectura en los distintos barrios marplatenses, reveló que la mayoría de las zonas se encuentran desprotegidas, de acuerdo a lo manifestado por los representantes vecinales de diferentes sectores. En el norte de Mar del Plata, Prefectura no patrulla ya que sus límites no sobrepasan la avenida Libertad; en el sur se observa cada vez menos personal de esta dependencia y si bien en el centro el movimiento es mayor, los vecinalistas entendieron que esto no significa que haya más seguridad ya que los delitos no se detuvieron.

Tras una serie de hechos de inseguridad que excedieron a los cotidianos, ya que las víctimas directamente fueron asesinadas en situaciones de robo, el intendente Gustavo Pulti solicitó al gobierno nacional un refuerzo para patrullar las calles. Esto se desencadenó particularmente porque en marzo, en menos de dos semanas, dos comerciantes de la calle San Juan fueron asesinados en manos de delincuentes, lo que también motivó una multitudinaria marcha de más de 5 mil personas que se congregaron para reclamar seguridad.

Así fue que, previa autorización del entonces ministro de Justicia y Seguridad Aníbal Fernández y de manera progresiva, desembarcaron en la ciudad 500 efectivos de Prefectura.

En julio, la muerte de un ferretero de la calle Edison al 3000 luego de un asalto despertó la ira de los vecinos, quienes denunciaron que una vez pasados los comicios legislativos, el personal que hasta el momento se mantenía en la zona desapareció. La explicación del Ejecutivo municipal fue que los operativos de Prefectura rotaban de acuerdo a las necesidades y hacia los sectores considerados "calientes" para ampliar el campo de acción.

Ahora bien, al tener en cuenta las voces de los fomentistas, ese "campo de acción", cuanto menos, parece limitado e insuficiente en su mayoría, aunque también hay quienes están satisfechos.

Zona sur: escasez

La presidenta de la sociedad de fomento del barrio Juramento, Sara Gajardo, aseguró que si bien hay efectivos de Prefectura, no se observa mucha cantidad. Hasta el último viernes había un móvil con cuatro efectivos, alrededor de las 8.30 y luego de las 17. Gajardo sostuvo que "es una ayuda y mejora las condiciones", pero relató que el personal "da una vuelta y se retira". "Queremos que estén en las calles porque la presencia hace que no se vea movimientos de chicos en las esquinas. Da la sensación de que a los efectivos de Prefectura se los respeta más que a las patrullas de la policía bonaerense", resaltó la fomentista y agregó que "hay más prevención pero eso no significa que haya más seguridad".

La relación del personal de Prefectura con el barrio Villa Lourdes, según el vicepresidente de la asociación vecinal, Pedro Sosa, es "casual". A modo de ejemplo, Sosa relató que se los vio durante la noche del sábado caminando por el barrio: "hasta nos pareció extraño", admitió, ya que "no están muy seguido" por la zona.

"Sí se los puede observar por 12 de Octubre y Edison, en grupos de 3 efectivos", comentó Sosa, quien señaló que la mayor presencia policial y de Prefectura ya fue solicitada en varias ocasiones en conjunto con otros barrios y a través de los foros de seguridad.

El caso del barrio Bosque Peralta Ramos es aún más extremo. A pesar de que sufrieron una serie de robos que pusieron a los vecinos en boca de todos por haberse presentado armados a una protesta hartos de la delincuencia, nunca hubo ni un solo operativo de Prefectura.

Gladys Blanc, titular de la sociedad de fomento, afirmó que actualmente hay un patrullero en forma permanente y dos bici policías, lo que hizo "se eviten algunas situaciones desafortunadas". La policía montada también patrulló la zona en un momento, pero "después se retiró", dictaminó Blanc y agregó que el pedido de mayor presencia policial continúa vigente: "necesitamos que venga Prefectura o quien fuere", finalizó.

Zona norte: presencia cero

"Prefectura tiene sus límites en la avenida Libertad así que a nuestro barrio no llega". Esta frase de Roberto Urdiroz, presidente de la sociedad de fomento de Aeroparque, sintetiza la situación en el sector norte de la ciudad: no hay presencia de prefectos. El barrio sólo está cubierto por el servicio de la comisaría 7ª, pero su cercanía con los boliches de la avenida Constitución acarrea un gran inconveniente. "Los fines de semana, los móviles se concentran en la zona de Constitución y dejan desprotegido el barrio", sentenció Urdiroz, quien añadió que esto se debe a la "falta de recursos".

"Estamos viviendo una ola de inseguridad muy grande, pero según nos dijo el capitán Prendes (Cristian, titular de la comisaría) muchísimo personal está con licencia", complementó el fomentista. La inseguridad alcanzó recientemente a la propia sede de la asociación vecinal ya que fue prácticamente saqueada e incluso un grupo de malvivientes tiró abajo un pilar del edificio. Mañana los vecinos mantendrán una reunión con el comisionado Osvaldo Castelli, jefe departamental, con el objetivo de encontrar un principio de solución a esta problemática. "Si sirve para reforzar la seguridad por supuesto que queremos contar con la presencia de Prefectura", opinó Urdiroz, mientras advirtió que desconocía cual había sido el organigrama de Prefectura por el cual el barrio quedó fuera de su vigilancia.

Lo mismo sucede en López de Gomara, donde tampoco se divisan operativos de Prefectura. "Venimos reclamando desde hace tiempo con el Foro de Seguridad de nuestra jurisdicción que necesitamos la presencia de Prefectura ya que sufrimos robos permanentemente por este momento de auge delictivo", dictaminó Juan Junakovic, referente de la sociedad de fomento. Luego resaltó que "los móviles pasan siempre por las avenidas y alrededor de las manzanas donde hacen operativos, pero por el interior de los barrios nunca".

En contraposición, desde el barrio La Florida consideraron que los prefectos no eran necesarios en este sector, ya que con los equipos enviados por la comisaría 6º, un bici policía y un patrullero que circula las 24 horas dividido en tres turnos, hace 60 días que no padecen ni un robo.

"Siempre pedimos personal estable para que el vecino conozca a los efectivos que están en el barrio. Además, nos facilitaron un equipo de telefonía para estar comunicados con el patrullero y el comisario y los vecinos organizados están detrás de cómo se distribuye el personal", subrayó Cristina Stankevicius, integrante de la sociedad de fomento.

Centro: avenidas sí, en el interior no

En el sector céntrico, según María García de Stoffel, del barrio San Cayetano, la vinculación entre la seguridad y la Prefectura es "confusa". Stoffel explicó que los operativos se ven por las avenidas, pero "cada vez menos".

"La gente está bastante confundida: están tranquilos por la presencia de Prefectura, pero los robos continúan, así que no saben qué pensar", precisó la fomentista y agregó que "sería bueno que estén por todo el barrio" ya que por el interior del mismo no se observa movimiento de los efectivos, pero sí por las avenidas. Stoffel aseguró que los prefectos "pusieron orden" en la zona y "trabajan bien", pero argumentó que esto no era suficiente ya que "la delincuencia está en todas partes".

Por otra parte, el barrio Villa Primera tampoco fue tenido en cuenta a la hora de organizar las rotaciones de Prefectura. En este sentido, Javier Salinas, titular de la sociedad de fomento, relató: "Soy una persona que atraviesa prácticamente todo el barrio a las 9 de la noche y jamás vi a Prefectura en la zona". Acto seguido entendió que "sabemos que pasan por las grandes avenidas porque se ven cada una cuadra las 4 o 5 camionetas de Prefectura pero por dentro de los barrios, ni rastro".

Comentá la nota