Donaciones truchas: ex empleada dice que Asuntos Vecinales "era un descontrol"

"Eso era un descontrol. Nadie controlaba nada". Patricia Polanco, una de las cuatro imputados en el Caso de las Donaciones Truchas, fue la única que habló en la primera jornada del juicio oral y culpó de las irregularidades al ex director de Asuntos Vecinales y actual empleado comunal Sergio Espinosa.
El debate por la apropiación indebida de caudales públicos y peculado durante el Gobierno municipal de Oscar Mario Jorge comenzó a las 17 en la Cámara en lo Criminal 1, en su nueva ubicación del Centro Judicial de Santa Rosa.

Los jueces son Arturo Tito Fresco, Hugo Díaz y Abel Bartolomé Rafael Depetris. Los testimonios se prolongarán hasta el 1 de diciembre, siempre a partir de las 17 horas.

Los imputados, que habían logrado postergar el juicio en varias oportunidades, son cuatro. El principal acusado es Sergio Espinosa, ex director de Asuntos Vecinales. Los otros tres son Patricia Polanco, Félix Daniel Pérez y Néstor Marro.

La investigación de la instrucción judicial determinó que el Estado comunal compró materiales -como chapas, cemento y pintura- que supuestamente iban destinados a comisiones vecinales, pero que nunca llegaron a su destino. O que llegaron en cantidades menores a las especificadas.

Jorge, como jefe comunal, llegó a defender en su momento al director de Asuntos Municipales: dijo que le habían falsificado la firma. Los concejales del PJ impidieron que se interpelara a los funcionarios sospechados. Pero en medio del escándalo tuvo que renunciar Espinosa. Igualmente, aún sigue empleado en la comuna.

En la instrucción de la causa, declararon decenas de autoridades de comisiones vecinales. La mayoría dijo que no les llegó material. Y que si les llegó, fue en menor cantidad a lo asegurado desde la municipalidad.

Hubo compras de materiales y de bienes a innumerables comercios de Santa Rosa. Entre otros, AR Construcciones, El Porteño, Materiales Barbosa, Agustín Prieto, Todo Chap, Fotos Príncipe, Marinelli, Béjar Electricidad, René Chiavón y Ariwe.

Sergio Espinosa era el director de Asuntos Vecinales y quien distribuía los bienes. Se supone que esos bienes quedaron en sus manos y de parte de empleados. Incluso, agasajaba a trabajadores en sus cumpleaños.

Patricia Polanco era una empleada con un plan de empleo Trabajar. Era la que confeccionaba las órdenes de compras (cuando no estaba, dijo que la hacían otras dos empleadas). A veces, también retiró bienes. Félix Daniel Pérez, en tanto, era el chofer. Iba a buscar los materiales. A su vez, Néstor Marro también fue a buscar bienes a empresas, pese a no estar autorizado.

Espinosa está acusado de apropiación indebida de caudales públicos y peculado. Polanco y Pérez, a su vez, están imputados de apropiación indebida de caudales públicos en grado de partícipes necesarios. "Sin ellos, no se podrían haber cometidos los delitos", dijo la fiscal Susana Alvarez. Marro, por su parte, llegó al juicio por defraudación.

De los cuatro, la única que habló fue Polanco. Dijo que ingresó como plan de empleo. Ganaba 290 pesos. Y cuando saltó el escándalo, ocho años después de trabajar en la comuna, no le renovaron el plan. "Me echaron", dijo.

"Espinosa me pedía que confeccionara las órdenes para la compra de materiales. El era el que lo pedía. Y luego las firmaba", dijo. "Pero no había controles. Era un descontrol", dijo en varias oportunidades.

- ¿Cuál era el espacio físico donde iban los materiales? ¿Dónde los dejaban?

- No había un espacio físico (donde dejar los materiales en la dirección). Supongo que la entrega se hacía en los salones de las comisiones vecinales o en las casas de los presidentes.

- ¿Usted sabe si se ayudaba a los empleados?- le preguntaron en otro tramo de su testimonio.

- No lo sé. Si es que los ayudaban, no los sé.

- ¿A usted Espinosa la ayudó?

- No.

- ¿No le dio tres metros de caño en una oportunidad?

- No.

- Se lo pregunto -dijo la fiscal- porque eso dijo en su declaración indagatoria durante la instrucción.

- La verdad, que no recuerdo.

Comentá la nota