Las donaciones de empresarios tucumanos, clave para el financiamiento de Alberto Fernández

Las donaciones de empresarios tucumanos, clave para el financiamiento de Alberto Fernández

Manzur aparece detrás de la búsqueda de fondos; analizan si se violó la ley con los aportes de una aseguradora

Acá está mi amigo Juan Manzur. En Juan va mi agradecimiento a todos los gobernadores, a todos los que nos acompañaron a Cristina [Kirchner] y a mí", dijo Alberto Fernández sobre el escenario, triunfante, mientras abrazaba al gobernador tucumano en su primer discurso después de la victoria en las PASO.

Manzur ya se había convertido en un actor clave para su campaña. Y no solo por su armado político: el 40% de los aportes que hicieron las empresas para la campaña de Alberto Fernández fueron realizados por firmas de esa provincia, que desembolsaron millones de pesos a través de redes de sociedades que detectó LA NACION en el informe entregado ante la Justicia.

Un grupo de sociedades vinculadas al empresario Gustavo Olarte, con domicilio en distintas localidades de Tucumán, hicieron aportes por más de $2 millones a la campaña del Frente de Todos. Compañía de señales IP SA aportó $710.000, Providers SA donó $525.000, Tafi Cable Color SA otros $380.000 y Multimedios Regionales SA desembolsó $395.000. En todas aparece Olarte, un empresario de medios cercano al PJ local. Multimedios Regionales SA, incluso, recibió un contrato de la Secretaría de Comunicación Pública de esa provincia por $300.000, según registros oficiales.

"Apenas empezamos la campaña, les pedimos a todos los gobernadores que hablen con sus empresarios. Manzur fue el que más se movió en todo el norte. Organizó actos, levantó el teléfono para hablar con sus pares y juntó a empresarios. Por eso, Alberto [Fernández] lo subió al escenario", dijeron cerca del candidato.

Durante la visita de Alberto Fernández a Tucumán, el gobernador fue el anfitrión de una cena en el Hotel Sheraton con empresarios locales. El tucumano ofreció cobrar entrada y que ese dinero sea parte de la recaudación de campaña, pero cerca de Fernández -sostienen- rechazaron que la cena fuera tarifada. "Muchos de esos empresarios después aportaron a la campaña", reconocieron. Manzur volvió a ser anfitrión la semana pasada, cuando organizó un asado para 5000 personas en la sede del gremio de Sanidad. Tal como informó LA NACION, se degustaron 2000 kg de vacío, 1000 kg de embutidos y 10.000 empanadas.

Hubo más donaciones de tucumanos al Frente de Todos. El empresario panadero Pablo Javier Albertus aportó $1,7 millones, el desembolso más alto realizado por un particular.

Otra de las empresas provinciales que aportó dinero a la campaña de Alberto Fernández fue Servicios El Tata SRL, que donó $1.4 millones. La compañía, creada en 2017, se dedica al "servicios de transporte por camión cisterna" y está a cargo de la familia Aybar, según los registros. Otro de los grandes aportantes de esa provincia para la campaña presidencial fue Avila Construcciones, con una donación de $1,4 millones.

Sin embargo, el máximo aportante de la campaña no fue tucumano. El empresario Walter Grenon tocó la puerta, en persona, en el búnker de la calle México para hacer pública su intención de apoyar al candidato. Grenon, dueño de la Red Mutual y del Banco Voii, aportó el máximo permitido, por duplicado: las firmas Nexfin y Arroyo Ubajai pusieron $1,8 millones cada una. El empresario, además, es investigado por la Justicia por evasión tributaria.

Una donación polémica

La nueva ley de financiamiento electoral ahora permite las donaciones de empresas, pero mantiene la prohibición para donaciones de sindicatos. El desembolso de $500.000 de Edificar Seguros para financiar la campaña de Alberto Fernández entró en una zona gris, aseguraron expertos electorales consultados por este medio.

Víctor Santa María, presidente del PJ porteño y titular del gremio de los porteros, está detrás de esta compañía de seguros cuyos accionistas son el Sindicato Único de Trabajadores de Edificios de Renta y Horizontal (Suterth) y la Federación Argentina de los porteros (Faterys), según consta en documentos oficiales.

Más allá de la situación electoral, Santa María ya es investigado por la Justicia por lavado de dinero desde que la Unidad de Información Financiera (UIF) detectó millonarios movimientos en Suiza a nombre de distintos familiares, una investigación que instruyen el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Rívolo. Este medio se comunicó con el sindicalista, que no quiso hacer comentarios.

"Los fondos de Edificar Seguros todavía no se usaron y no se utilizarán hasta que la Justicia determine si podemos aceptar esa donación", aclararon desde el Frente de Todos. Y aseguraron que, en el caso de que la respuesta de la Justicia sea negativa, el kirchnerismo devolverá esos fondos.

No será el primer caso de fondos devueltos en esta campaña del Frente de Todos. El caso más emblemático fue el de la metalúrgica Aluar, que aportó $900.000, pero desde el kirchnerismo rechazaron esos aportes porque consideraron que eran contratistas del Estado, una figura que prohíbe la nueva ley electoral. La compañía presentó la documentación en la que supuestamente acreditaba que no mantenía ningún contrato con el Estado y, entonces, el Frente de Todos, finalmente, aceptó esos aportes.

Montos y empresas con domicilio en Tucumán

Nexfin: $1.814.000

Arroyo Ubajai: $1.814.000

Servicios el Tata SRL: $1.444.000

Ávila Construcciones: $1.435.242

Aluar Aluminio Argentino SAIC: $900.000

Los mellizos Panificados: $856.000

Compañía de Señales: $710.000

Código publicidad: $600.000

Coment� la nota