Donaciones de Ambiente

Más de 200 mil kilogramos de leña fueron entregados por la Subsecretaría del Ambiente a escuelas, comedores, merenderos, hospitales y municipios de la provincia, en particular a los ubicados en zonas inhóspitas del territorio catamarqueño, y que dependen de este tipo de combustible para procurarse calor y la cocción de los alimentos. De acuerdo con la información oficial suministrada por el organismo, el reparto de leña seca se realiza en respuesta a una necesidad de la población del interior, principalmente en aquellos lugares donde el recurso es fundamental por ser escaso o nulo.
Amelia Hernández, la responsable de la distribución, destacó en su informe que el origen de la leña para donación resulta de los relevamientos realizados por la dependencia, donde se dan con que existen campos desmontados con abundante cantidad de leña que se debe aprovechar. A esto se le suma, expresa el mismo informe, el material producto de secuestros, que es por lo general decomisado. El organismo decide donar y acercar la leña a aquellos lugares de difícil acceso, ya sea por estado de caminos, distancias y falta de medios y recursos. El trámite comienza con la recepción de los pedidos, provenientes en su mayoría de escuelas, comedores, cocinas comunitarias y municipalidades del interior. De esta manera, se llegó con estas ayudas a escuelas y dependencias de Villa Vil, Laguna Blanca y Corral Blanco en Belén, Antofagasta de la Sierra, Cóndor Huasi, Andalhuala y Villa de Santa María, La Merced y Recreo.

Comentá la nota