Domínguez recomendó a la Mesa de Enlace "dejar de hacer política"

El flamante ministro de Agricultura insiste con que el principal ámbito de discusión de los temas que afectan al campo es el Inta. Afirmó que es necesario "la discusión y empezar a trabajar cotidianamente" en soluciones para el agro.
MORTEROS - Aunque su objetivo central no fue entrar en polémicas, el flamante ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación, Julián Domínguez, le dejó un elocuente mensaje ayer a la Mesa de Enlace al recomendarle, de forma elíptica pero certera, que hay que "dejar de hacer política" y "empezar a trabajar cotidianamente".

El funcionario nacional realizó estas declaraciones en el marco del inauguración oficial de la 5ª Muestra Interprovincial de Lechería (MIL) que se realiza en Morteros.

Puntualmente, al referirse a la relación con las entidades que representan a los productores, Domínguez aseguró que "lo que hay que hacer es dejar de hacer política", e insistió en que el ámbito apropiado para la discusión de todos los temas del sector es el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (Inta), porque en su constitución están integradas las entidades que conforman la Mesa de Enlace. "Yo entiendo que es el mejor ámbito para resolver los temas que el sector tiene. Creo que hay que bajar la discusión y empezar a trabajar cotidianamente", subrayó el ministro.

Debe recordarse en este marco que para las entidades ruralistas, lo que hace falta justamente son definiciones políticas, por lo que esta postura asumida por Domínguez constituye en la práctica un nuevo desencuentro entre las opiniones del Estado y el gobierno.

En tanto, la necesidad de priorizar el Inta ya había sido planteada en la reunión que el funcionario mantuvo con las entidades agrarias, donde estableció un esquema de trabajo por medio de reuniones a realizarse en dicho organismo. Para el ministro, cuestiones como las cartas de porte y los reintegros deberán analizarse en la mesa del Inta, con la colaboración de los intendentes y las entidades agropecuarias. "La tarea que tenemos por delante es resolver los problemas de la gente", aseveró.

Además, si bien considera que "hay que dejar de hacer política", remarcó la necesidad de que los municipios y los gobiernos provinciales colaboren con la toma de decisiones, por las diferencias que existen en cada región. "Lo peor que podemos hacer es asignar políticas universales a situaciones estructuralmente diferentes", destacó. En este marco, le pidió a los ministros que se reunirán con él el próximo jueves, que lleven planteos concretos y cotidianos.

Garantizan leche

En otro orden, Domínguez aprovechó la oportunidad para descartar completamente la posibilidad de que haya problemas en la provisión de leche al mercado interno como consecuencia de la crisis del precio del producto. Al respecto, sumó además que en los próximos días el país participará en una licitación por 10.000 toneladas de leche en polvo para Argelia y destacó que una de las prioridades es resolver la situación de las 1.803 solicitudes de reintegro presentadas ante la Oncaa.

Por otra parte, el ministro manifestó que el gobierno nacional está dispuesto a alentar la creación de feedlots, pero insistió en que para ello es imprescindible el compromiso de las provincias y los municipios para llevar adelante proyectos viables. Específicamente, desde su mirada, se debe acordar que la financiación que otorgue el Estado nacional debe ser garantizada con la coparticipación federal.

El titular de la nueva cartera anticipó también que la próxima semana serán convocadas las universidades nacionales públicas y privadas para trabajar en un plan de desarrollo estratégico agroalimentario del Bicentenario. La órbita de trabajo será el Consejo de Ministros del área y todas las entidades podrán aportar sus ideas.

Domínguez expresó al respecto: "Hay que construir previsibilidad en el diagnóstico, concurrencia de miradas para poder asignar correctamente los recursos y para que el Estado promueva las políticas que tenga que promover, aliente las áreas de desarrollo que tenga que alentar y desalentemos las que creamos que debemos desalentar, pero a partir de una planificación conjunta con la academia, los actores privados y el Estado".

Por último, Domínguez consideró que "Argentina tiene las condiciones para ser líder agroalimentario en el mundo", para lo cual es fundamental la capacidad de reconversión de los productores, destacando el material humano que tiene el país.

Comentá la nota