Domínguez aseguró que Cristina le pidió "trabajar para los pequeños productores"

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Domínguez, afirmó hoy que, por pedido de la presidente Cristina Fernández de Kirchner, se está trabajando para "resolver el problema de los pequeños productores".
"La Presidente me ha pedido de manera medular y central resolver el problema de los pequeños productores, así que en esa dirección estamos trabajando", afirmó el funcionario nacional en declaraciones radiales.

En ese sentido, precisó que de un total de 29.500 productores de trigo registrados, 27.000 son chicos y medianos, otros 800 son medianos y medianos grandes, y el resto -menos de 7% y tiene 50 por ciento de la producción- son grandes productores".

En relación a estos porcentuales, el ministro de Agricultura consideró que "sobre un estimado de 7,5 millones de toneladas de producción de este año, resolviendo 3,5 millones, estamos resolviendo el universo del 93 por ciento de los productores".

Por otra parte, destacó las "propuestas" que plantean los productores para llegar a un acuerdo sobre los distintos problemas del sector y afirmó que aquellas que el Gobierno nacional considera "que sirven", se van poniendo en marcha.

"Los productores son los que están planteando estas soluciones a través de sus mesas locales, provinciales e incluso las nacionales, y nosotros, todas las medidas y propuestas que creemos que sirven para resolver los problemas que se van planteando, las vamos haciendo", señaló.

Según el titular de la cartera agropecuaria, "la Mesa Nacional del Trigo viene funcionando, y los representantes de la entidades nacionales habían pedido ser parte de esa mesa nacional, así que fueron formalmente invitados" a participar.

Un día después de la reunión con la Mesa de Enlace, Domínguez explicó que el propósito de esa mesa es integrar toda la cadena de producción, desde el que produce, el que comercializa y el que exporta, "e ir resolviendo como hacen las naciones modernas todas las dificultades".

El principal problema que le plantean los productores, señaló, es "la falta operación en la compra de granos y la falta de precios" para el trigo, y admitió que "no hay un nivel de compra que se necesitaría para atender las necesidades de los productores".

Pero recordó que la exportación va a comprar un millón de toneladas en los próximos dos meses y la molinería otorgara financiamiento para la compra anticipada de otro millón de toneladas, más el 1,5 millón que se vino vendiendo en estos tres meses.

Por ello, consideró que "estaría resolviéndose el principal problema, el problema de venta y de precios que los productores están teniendo".

Y resaltó que "se ha otorgado un crédito a los productores, con una tasa de 3,5 por ciento, con un plazo de 180 días, para garantizar que el productor que tiene problema de financiamiento disponga del crédito para no malvender su producción".

Comentá la nota