El domingo habrá una movilización hacia el Puente

Anoche sesionó la Asamblea Ciudadana Ambiental en la zona de los Obeliscos de la Costanera, a raíz de la conmoción que causó ayer la aparición de manchas blancas sobre el río Uruguay, a la altura de Botnia.
En primer lugar, los asambleístas compartieron unas imágenes tomadas por Celso Bel, que permitieron apreciar la gravedad del incidente. Luego, Raúl Almeida, con más de cuatro décadas de estar navegando el río Uruguay, ofreció un elocuente testimonio al sostener “que jamás en toda la historia que tengo sobre el río he visto alguna vez estas manchas blancas; y nunca he observado la existencia de algas blancas”.

La Asamblea de anoche decidió movilizarse el domingo hacia el puente internacional “General San Martín” por tierra y agua y presumiblemente la convocatoria sea para las 20; aunque el horario quedó a confirmarse en estas horas.

A la Asamblea de ayer participaron el intendente Juan José Bahillo; y especialmente los legisladores Juan Alberto Bettendorff (diputado) y Osvaldo Chesini (senador), quienes suspendieron sus actividades en Paraná para asistir a la reunión.

Chesini expresó que “es hora de que el gobierno de Tabaré Vázquez cumpla con su compromiso de cerrar la planta, al ser evidente la contaminación de Botnia”.

Los testimonios de los asambleístas estuvieron marcados por una gran preocupación por la situación ambiental que padece el río Uruguay, incluyendo la proliferación de algas en la zona de Botnia que no se observan con esa intensidad aguas arriba y aguas debajo de la planta de Fray Bentos.

Por último, también estuvo presente en la Asamblea la fraybentina Julia Cóccaro, quien manifestó su profunda consternación porque “en Uruguay todavía no reaccionan sobre la amenaza, cada vez más evidente, de Botnia” y ratificó su compromiso con la causa de Gualeguaychú.

El domingo, los asambleístas se movilizarán hacia el puente internacional por tierra y por agua; justamente para protestar sobre los dos últimos incidentes que provocó Botnia en menos de diez días: los olores nauseabundos del 26 de enero, y la mancha blanca (presumiblemente un anti espumante) de ayer y que conmocionó de llenó a ambos gobiernos.

Comentá la nota