Un domingo al aire libre.

Las plazas y las caminatas fueron la opción más elegida. La gente, por las dudas, tomó precauciones.
Los marplatense eligieron pasar el domingo al aire libre para evitar la gripe A y ayer la postal de la ciudad se modificó: las plazas y las caminatas fueron la opción más elegida, mientras que los comercios estuvieron semivacíos.

Cuando el sol empezaba a bajar y el frío se sentía, la Plaza Mitre estaba llena de chicos. Los adolescentes: fútbol, skate y bicicross. Para los más chicos, la calesita o alquilar una bicicleta por media hora. "Decidimos traerlo acá y no encerrarnos en cualquier lugar. Por lo que pudimos leer es preferible que los nenes estén al aire libre y no en lugares cerrados. Por eso optamos por traerlo acá", contó Martín, papá de Tomás.

En Güemes, Marta paseaba como todos los fines de semana. "No soy hipocondríaca así que no le tengo miedo a la gripe. De todas maneras tomo prevenciones y cuido mucho el aseo personal", le dijo a LA CAPITAL. Y habló sobre las medidas de prevención que toma: "En casa tengo todo limpio, pero en la calle no uso barbijo porque hay un doble mensaje. Algunos dicen que ayuda a prevenir y otros que el virus se concentra. No tengo miedo, pero soy precavida y trato de leer todo lo que puedo sobre el tema".

En cambio, Arturo Mendizábal le buscaba explicaciones a la pandemia. "Hay que preguntarle a la ministra que se fue por qué está pasando todo esto y por qué se tomaron tan tarde las medidas. En la salud pública tiene que estar a cargo un funcionario de carrera y no un político", analizó.

Y después reconoció: "Estoy cumpliendo con todas las medidas de prevención y sólo salgo para hacer los mandados. Me llama la atención que hay poca gente con barbijos por la calle, pero igual no se ven tantas personas como otros domingos".

En el centro, María Marta aseguró que conoce todas las medidas de seguridad y trata de cumplirlas para no contagiarse la gripe A. "Trato de seguir todas las indicaciones que dicen por la televisión. Me lavo mucho las manos y trato de no meterme en ningún lugar cerrado donde haya mucha gente", comentó.

En cambio, Julieta no se mostró tan preocupada. "Yo creo que la gente tiene mucho miedo y no es para tanto. Me cuido lo necesario pero trato de no cambiar nada de lo que hago, sólo intento cumplir lo más que puedo con lo que recomiendan los médicos", sostuvo.

Comentá la nota