Ya es domesticale.

CHAMPIONS LEAGUE - MANCHESTER 2 - INTER 0: Inter, de a ratos, fue superior en el Old Trafford. Pero la Champions le resulta más karma cada año.
El cabezazo esquinado de Vidic al comienzo del partido había complicado el panorama, pero el Inter -como había pedido su técnico, José Mourinho- intentaba no desesperarse: en definitiva, un gol lo dejaba en la siguiente ronda. Ibrahimovic metió un frentazo en el travesaño y en la parte final del primer tiempo hubo tres minutos tremendos, con tres situaciones para los italianos y un mano a mano de O'Shea en el medio: un sobrepique de Stankovic que sacó Van der Sar, otra llegada del serbio (la tiró por arriba) y un tiro cruzado de Ibrahimovic, apenas desviado. El segundo de Cristiano Ronaldo, otro cabezazo, confirmó lo que viene sucediendo hace unos años: fuera de casa, Inter sufre.

Dominador del Calcio en los últimos años, tricampeonato incluido, en la Champions no logró superar los cuartos de final en las últimas cinco ediciones (su último título en esta Copa es de 1965...). Inglaterra, a su vez, funciona como un karma para el Inter: en la edición anterior había quedado afuera contra el Liverpool, en Anfield, a 55 kilómetros del Old Trafford. El Manchester, sin pasarlo por arriba, le ganó por contundencia: golpeó en los momentos justos, lo aguantó bien y tuvo la dosis de fortuna necesaria en las jugadas citadas. Y eso que ni siquiera ingresó Carlos Tevez... Tan arriba tiene el ánimo el Manchester que apuesta al récord de cinco coronas en una temporada: el Mundial de Clubes, Carling Cup (ya ganadas), la Premier, la FA Cup y la Champions.

Mourinho, así y todo, valoró la actuación del equipo que tuvo a Samuel, Zanetti y Cambiasso entre los titulares, y a Cruz en el banco. "Jugar así en el Old Trafford no es fácil, esta noche el Inter ha sido fantástico", declaró el técnico, con el consuelo del torneo local a mano: "Es una pena que este año no podamos ganar la Champions, pero aseguro a los aficionados que el Scudetto será nuestro". Internazionale no tanto, ¿ya es domesticale?

Comentá la nota