Dolores de cabeza para la oposición

El cambio de fecha obligará a modificar el cronograma de elecciones internas a la UCR • Se vendrán las disputas entre los diversos referentes de De Narváez en Mercedes • Las dudas del socialismo.
Sabido es que la intervención del Comité de Distrito de la UCR terminó generando una importante ruptura en el seno del centenario partido a nivel local. Los ánimos no están para consensos. Y encima el anuncio del poder ejecutivo nacional modificó todo el panorama político.

Y es que los frentes deben estar sellados 50 días antes de las elecciones generales, esto es el 8 de mayo.

Los radicales tienen internas el 10 de mayo razón por la cual difícilmente podría incorporarse a la Coalición Cívica, como se especula sucederá.

El sector de Respuela y el de Torres difícilmente se puedan poner de acuerdo para un candidato de consenso y eso elimina la posibilidad de evitar la confrontación interna, la cual –seguramente- se terminará adelantando.

En tanto aún no se sabe que puede suceder con el cobismo. Tras la victoria en Catamarca los radicales K se entusiasmaron con un armado similar. Si bien en Mercedes el armado cobista se encuentra en manos de Jorge Machado, como interventor de la Democracia Cristiana, Rodrigo Uncal de la Organización de Trabajadores Radicales y la ex edil Inés Ghione tendrían lazos con el vicepresidente de la Nación y estarían buscando un lugar en la futura conducción de la UCR.

Una vez resuelto el problema de los radicales, los integrantes de la Coalición de Mercedes deberían solucionar su propia interna. Actualmente habría dos líneas bien diferenciada, la del GEN con Colao, Etchart y Urabayen como principales referentes y la del FrePaSo con Casaretto, Calloni y Cestari. Si bien no estarían distanciados, ambos grupos buscan expandir el armado en distintas direcciones: el GEN busca cerrar filas con la UCR y los FrePaSo incorporar a la pata peronista.

El problema estaría por los puestos a cubrir en la lista de concejales ya que entienden que –siendo optimistas- podrían llegar a sumar un máximo de 4 concejales. Si a cada uno de los sectores que se integran se le otorga un lugar no quedan prácticamente cupos para quienes vienen trabajando en el espacio.

A pesar de esto, tienen un beneficio Luis Colao habría decidido no ser candidato a concejal en los próximos comicios con lo cual hay un lugar –de un indiscutible- vacío.

Los otros peronistas

El armado que está realizando Macri-Solá y De Narváez congregó a varios dirigentes con diversas experiencias electorales: Unidad y Lealtad con Higinio García Aloisio y Juan Carlos Benítez como principales referentes; al concejal David Valerga; a Carlos Aristi (presidente de la Sociedad Rural), a Gustavo ‘Pajarito’ Gutiérrez, a Daniel Ríssola (ver página 7) a José ‘Pocho’ Spina y a un número indeterminado de dirigentes sindicales.

Todos ellos –que vienen caminando por distintos sectores- se podrían llegar a unir en un grupo demasiado heterogéneo que logre aglutinar voluntades pero que –seguramente- atravesará una interna feroz a la hora de elegir candidatos.

La pelea de los K

Se habla de que prontamente se presentará oficialmente el Espacio Mercedes como un grupo kirchnerista no del todo identificado con el pejotismo y con algunas diferencias con el selvismo.

En este sentido el grupo que lidera el concejal Martín Zubeldía también debería buscar una definición: o buscan nuevamente la colectora o se unen con Selva en una lista con todos los pro y los contra que eso tendría.

El socialismo

El SI está trabajando con el socialismo en el Proyecto Sur. Este espacio –que busca incorporar a independientes- buscará correr por izquierda los votos independientes del kirchnerismo. Pero se encontrarán con el armado que pergeño el intendente de Morón Martín Sabatella quien, posiblemente, tenga representantes en la ciudad de Mercedes.

Comentá la nota