“Los 300 mil dólares para el Dakar fueron una inversión”.

El intendente de Fiambalá fue la primera voz oficial que se levantó para defender la realización del evento. Opinó que permitió la promoción turística de la provincia en todo el mundo.
El intendente de Fiambalá, Amado David Quintar, defendió el paso del rally Dakar por su comuna y aseguró que dejó beneficios para esa localidad por la promoción turística de la zona y por la obra pública que heredó tras el paso de la competencia deportiva. El intendente fue la primera voz oficial que se pronunció para defender el acuerdo que la secretaría de Turismo realizó con Organización Dakar S.A por 300 mil dólares, ya que la secretaria de Turismo no se encuentra en la provincia.

" Si el Gobierno de la provincia invirtió 300 mil dólares por el rally, como fiambalense me siento orgulloso, por que el Gobernador es un hombre con códigos y ese monto no es un gasto, es una verdadera inversión. Como municipio, no nos hubiera alcanzado ningún dinero para realizar la promoción que se hizo de Catamarca y de Fiambalá como se logró a través del rally", señaló.

"El Dakar dejó el sello de Fiambalá en todo el mundo y en todo el planeta", aseguró el jefe comunal en declaraciones a Radio Ancasti. "Para nosotros es sumamente significativo porque dejó el sello de la provincia en todo el mundo. A los catamarqueños nos hubiese costado millones de dólares podernos instalar como Catamarca . Además, nos dejó la experiencia para prepararnos cuando situaciones como éstas se produzcan en nuestros pueblos", indicó a la alusión a la importancia del evento deportivo.

También aseguró que para Fiambalá le quedaron obras importantes como el edificio del Centro de Operaciones de Emergencia, la avenida de circunvalación, la pavimentación de otras arterias y obras de iluminación.

El pasado 6 de noviembre la secretaria de Turismo de la provincia, Catalina Krapp, firmó un convenio con la empresa "Organización Dakar S.A" por lo que pagó 300 mil dólares para que el rally 2009 pase por la localidad de Fiambalá y cumpla una de sus etapas. Para contratar a la empresa el Estado recurrió a la contratación directa por significación económica a favor de la organizadora.

Pero además, el Gobierno autorizó a la secretaría de Turismo a gastar 20 veces más- a través de contrataciones directas- para la adquisición de bienes y servicios necesarios para el rally .

Por otra parte, Quintar negó que la comuna hubiera firmado la concesión de espacios con una veintena de comerciantes para que se instalaran en inmediaciones del parque cerrado. Sólo reconoció tres acuerdos firmados y agregó que dos de ellos se los reubicó para trabajar en el festival de Fiambalá. "Aquí hay algunos avivados que quieren prenderse de un supuesto reclamo para ver si pueden sacar tajada", sentenció.

Comentá la nota