Un mar de dólares de argentinos

La continua fuga de divisas llegó a un punto donde el dinero ahorrado por argentinos fuera del país supera en 27 por ciento al total de la deuda externa pública y privada. Buena parte de los recursos van a paraísos fiscales, ahora bajo la lupa.
Los argentinos acumulan en el exterior 162 mil millones de dólares. Esto se desprende del informe trimestral de la Balanza de Pagos, publicado por el Indec la semana pasada. De ese total, 157 mil millones de dólares son de empresas y personas y unos 5 mil millones corresponden al sector financiero. Parte de esos dólares salieron del país en la última ola de fuga de divisas, que aún persiste, y que en el último trimestre fue de 3600 millones de dólares. Para contrarrestar este drenaje, el Banco Central y la Comisión Nacional de Valores vienen implementando una serie de normativas para evitar la huida hacia los paraísos fiscales.

Los activos externos se distribuyen en 29.200 millones de dólares en inversiones directas, mientras que 133 mil millones de dólares se encuentran en depósitos (del sector financiero), rentas, acciones de empresas, propiedades y tenencia de divisas. El dato menos registrado por el Indec corresponde a los depósitos que tienen las empresas en el exterior. El último dato disponible es diciembre de 2001 (24.852 millones). Muchos de esos depósitos –no declarados– están en los paraísos fiscales, que desde la última reunión del G-20 están en el centro de la atención internacional.

De hecho, la CNV publicó en el último mes la resolución 554, mediante la cual se prohibió la venta de bonos a una serie de países calificados por el Gafi como paraísos fiscales. La lista se compone de 87 jurisdicciones de baja o nula tributación. Se incluyen dominios, territorios, Estados asociados y regímenes tributarios especiales. La enumeración de la Unidad de Información Financiera es incluso más rigurosa que la elaborada por la Organización de Cooperación para el Desarrollo Económico (OCDE), la cual contempla a poco más de 40 jurisdicciones.

Los 157 mil millones de dólares acumulados en el exterior por el sector no financiero superan en un 27 por ciento al total de la deuda externa pública y privada (127.500 millones). Desde 2003, el principal salto de los capitales nacionales colocados en el exterior se produjo en el período 2005-2007. En diciembre de 2005 había en el exterior 122 mil millones de dólares. Un año después, 133 mil millones, mientras que en 2007 el número saltó a los 146 mil millones de dólares.

Esta salida de capitales está explicada por depósitos en el exterior, dato que aparece en blanco en el informe del Indec. A pesar de esta transferencia de recursos, en los últimos años el Banco Central logró mantener un abultado stock de reservas. Pasó de 18.398 millones de dólares en 2001 a más de 46.400 millones en la actualidad.

De acuerdo con la Balanza de Pagos publicada por el Indec, en el primer trimestre del año hubo un superávit de cuenta corriente de 1470 millones de dólares, 12 por ciento por debajo del mismo período del año pasado. Por otro lado, la cuenta financiera registró un déficit de 1831 millones de dólares. Lejos se está del escenario del año pasado, cuando por la cuenta capital ingresaban 971 millones de dólares.

De todas maneras, la Argentina sigue registrando un abultado superávit comercial, a diferencia de otros países de la región. En mayo, la diferencia entre exportaciones e importaciones arrojó un saldo favorable de 2478 millones de dólares.

Comentá la nota