Dólares argentinos abandonan Suiza asustados

Argentinos están pagando hasta 4% de comisión por traer sus dólares al país. El miedo al levantamiento del secreto bancario ha impulsado a muchos ahorristas locales
Como la foca australiana, el simulcop y la pereza suiza, el secreto bancario está en vías de extinción. Por eso en las mesas de la city porteña ya vieron correr en las últimas horas varios cientos de millones de dólares en vuelo non-stop desde Ginebra a Buenos Aires. A esta ruta, se suman también vuelos directo desde Luxemburgo, Bélgica, Austria, Liechstenstein y Andorra como países que están viendo “partir” considerables sumas de veteranos argendólares.

“El grueso viene de Suiza, un destino que siempre fue tradicional para sacar plata del país”, dice una fuente que se desempeña en la mesa de dinero de una entidad. “La gente prefiere sacar el dinero pero no lo lleva a Uruguay como había ocurrido en algún momento, sino que lo deja en las cajas de seguridad de los bancos locales”, agregó.

El procedimiento es amarrete en claridad. Las tarifas que se cobran en las mesas del circuito financiero extraoficial no son económicas. Para traer dólares en “banda negativa”, ayer debía dejarse una comisión de u$s 4 por cada u$s 100 que ingresaban. Hacer la labor inversa, sacar dólares hacia el país de la vaca violeta de Milka, no sólo era gratuito, sino que a aquél “valiente” que se animaba a hacerlo, le pagaban 2% de premio. Oferta promocional, marketing en estado puro.

En la lógica de las mesas, resulta más económico hacer matching entre lo que entra y lo que sale, por eso el regalo.

Blanco que te quiero blanco

Según los operadores consultados, en momentos en que los argentinos se informan sobre el blanqueo de capitales que dispuso el Gobierno, la presión de Estados Unidos y la Unión Europea para que se levante el secreto bancario en los llamados “paraísos fiscales” podría tener mayor impacto, e incluso acelerar la “importación” de dólares. En este sentido, la especulación es que en forma gradual, los países cuyas plazas financieras sirven de refugio para el anonimato de los depósitos, debieran ir hacia un levantamiento total de su secreto bancario. Por ahora, sólo en algunos de ellos el secreto de las entidades se “atenuó”, tal el término que se acuñó en las últimas horas. Esto implica que si la justicia de Estados Unidos o Europa solicita el nombre del titular de alguna cuenta, se accede al pedido. Aunque sólo en ese caso.

Instaurado en 1934, el secreto bancario es el producto más conocido de Suiza después del reloj cucú y el chocolate, pero sin duda es el más rentable de los tres. A la vez, se trata de la base del éxito de uno de los sectores más dinámicos de la economía de ese país, lo que permitió que esa nación captara fondos de todo el mundo por valor de más de u$s 3 billones.

En rigor, hata ayer mismo, Suiza maneja 27% de la riqueza mundial. Ahora el pronóstico es reservado.

Comentá la nota