El dólar deberá costar igual en todos los bancos de la Capital

El dólar deberá costar igual en todos los bancos de la Capital
"No habría motivos para tener diferencias", dijo el BCRA; las entidades aducen mayores costos
¿Quién no se ha encontrado alguna vez en la situación de estar comprando dólares en la sucursal bancaria de su barrio y de sorprenderse con que el precio era dos, tres o hasta cinco centavos más caro del que indicaban las noticias en la televisión o la radio?

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) determinó, sin embargo, que, a partir de ahora, una entidad financiera deberá tener el mismo precio para la compra y venta de moneda extranjera en todas sus filiales de la Capital Federal.

Esto afecta no sólo la venta de dólares, sino también las operaciones en euros, reales o cualquier otra divisa que pueda ser ofrecida por una entidad bancaria en su red de filiales en la ciudad.

"Dentro de la Capital Federal no habría motivos para tener diferencias de la cotización", esgrimieron como argumento desde la autoridad monetaria.

Pero hasta la semana pasada, cuando entró en vigor la norma, prácticamente todos los bancos cobraban un diferencial en las operaciones con moneda extranjera que se realizaban fuera del microcentro porteño, con el argumento de que implícito en el precio se encontraban los costos de los seguros y los de traslado de los billetes desde la casa matriz hasta cada sucursal.

Es por esta razón que una misma entidad financiera suele también tener un dólar mucho más caro en las pizarras de filiales ubicadas en el interior del país. Por lo que la medida del BCRA (comunicada a través de la circular "A" 4938) no tardó en generar gran revuelo en el sistema financiero.

En concreto, los bancos reclaman que la unificación de los precios en la Capital Federal para las operaciones con moneda extranjera es sólo una medida más para desalentar la venta de dólares a través del sistema bancario.

Expulsados

"Los bancos están siendo expulsados gradualmente del mercado cambiario: con requerimientos de toneladas de información, la remisión diaria de las operaciones mayores a 100.000 dólares, inspectores en las mesas, pidiendo a las sucursales desalentar la compra de dólares por parte de clientes, y ahora manejando los precios", disparó un operador que pidió no ser nombrado.

"Muchos se han retirado ya del negocio. Venden sólo a clientes o redujeron drásticamente los montos de ventas para los que son clientes ocasionales", aseguró el financista. Pero, además, en las entidades que tienen mayor presencia en el negocio cambiario se quejan de que la nueva norma estaría perjudicándolas y favoreciendo el negocio de las casas de cambio.

Al menos lo que sucedió la semana última es que, como muchos de los grandes bancos que tienen sucursales en la Capital Federal ya no podían pasar los costos de traslado y de seguro de los dólares a los precios de venta de las sucursales, para adaptarse a la norma, optaron por desplazar todos sus precios: vendieron un poco más barato en las filiales, pero también ofrecieron billetes un poco más caros de lo que venían haciéndolo en sus casas del microcentro.

"Contrasentido"

Dado que es en el centro donde se concentra el grueso de las operaciones, los bancos sostienen luego que la gente tendería a comprar divisas en las casas de cambio que, al no estar distribuidas en toda la ciudad, no se están viendo obligadas a modificar sus precios.

"Es un contrasentido (por la norma del BCRA), porque impulsan al público a operar con las casas de cambio, que están menos reguladas y tienen menos requisitos de información", apuntaron desde un banco privado.

Lo cierto es que, en un momento en el que la demanda de crédito es prácticamente inexistente, y el negocio tradicional de los bancos de tomar depósitos para luego dar préstamos no rinde demasiado, la compraventa de dólares se ha transformado para muchas entidades bancarias en una fuente de ingresos no menor.

El viernes, el dólar había cerrado a 3,71 pesos para la compra y 3,74 para la venta en la mayoría de las pizarras de la City porteña.

Aún manda el dólar en el comercio con Brasil

* Las operaciones comerciales entre la Argentina y Brasil realizadas en monedas locales sumaron US$ 122 millones desde octubre pasado, cuando se puso en marcha el Sistema de Pagos en Monedas Locales (SML), informó ayer el Banco Central. El mecanismo para comerciar sin usar el dólar estadounidense fue utilizado por 160 empresas en 214 operaciones, según el informe oficial. Pese a los ahorros que genera en términos de intermediación cambiaria, el sistema es utilizado en forma marginal si se tiene en cuenta que en el mismo período el intercambio entre ambos países fue de US$ 13.128 millones. "En un marco adverso, dado el impacto negativo de la crisis internacional en el comercio bilateral, la utilización del SML ha registrado un crecimiento constante", destacó la entidad monetaria

Comentá la nota