Dólar, calmo, flota en torno a $ 3,35

Parecería que quedó atrás la minicorrida cambiaria que se desató tras el anuncio de la estatización de las AFJP. Comenzó la semana con calma en las casas de cambio y la cotización controlada en torno a los $ 3,35. El BCRA triunfó en su plan de contener los retiros de plazo fijo al anestesiar el tipo de cambio. El ahorrista se mueve siempre en función de cuanto sucede con el dólar.

Por: Luis Beldi

Al calmarlo, se contuvieron las cancelaciones de plazo fijo. También las tasas de interés hicieron su trabajo con rendimientos ahora de 15% anual a 30 días.

Si observara solamente los porcentajes de subas de los bonos, alguien diría que se vivió una rueda de euforia.

Pero, cuando se mira el monto de negocios, queda claro que esas subas no son para amplios festejos. Los títulos siguen en precios de default, son un activo no querido y están aplastados por la falta de credibilidad en las mediciones de inflación del gobierno y la estatización de los fondos de las AFJP.

El fenómeno de elevadas subas con bajos negocios se produce porque los más arriesgados apuestan apenas un porcentaje de sus fondos líquidos para hacer ganancias rápidas. Ellos entran y salen en el día, porque es un mercado que no les genera confianza como para quedarse.

Puro volumen

Por eso entre el Mercado Abierto Electrónico (MAE) y la Bolsa de Comercio operaron apenas $ 600 millones en títulos públicos, un monto que es la cuarta parte de una rueda habitual de mediados de año.

Por caso, el Discount en pesos, el principal bono del canje de la deuda, que negociaba más de $ 200 millones diarios, ayer con $ 1,5 millón subió 3,67%. Un alza importante con un volumen minúsculo.

Los cupones PBI, fueron la contracara, porque hicieron negocios como en sus mejores tiempos. Pero, contaron con el aporte inestimable del Banco Central que fue un fuerte comprador de estos derivados. La serie en pesos subió 2,82%.

Los bonos posdefault en moneda local vivieron situaciones similares. El BOGAR 2018 subió 8,50% con negocios por apenas $ 1,5 millón. Este título movía más de $ 100 millones diarios. El resto de los títulos posdefault tuvo subas leves como el BOCON PRE9 que avanzó 1,11% y el PRE8, 0,32%. El PRO12, un título que pocos quieren, negocio apenas $ 400 mil y perdió 0,50%.

El único que vivió un día de euforia auténtico en precios y negocios, fue el BODEN 2012. Este bono fue puro mercado y movió $ 120 millones. Al cierre quedó 5,25% arriba y cerró a u$s 23. Esta resurrección se debe a que son cada vez más los que creen que a fines de febrero el gobierno cumplirá y pagará el cupón de intereses. Lo que sucedió con el vencimiento de la deuda en Ecuador aumentó las dudas de los inversores, pero comenzaron a aparecer creyentes de que la Argentina evitará el default.

Los bonos también subieron en el exterior y por eso el riesgo-país bajó 4,35% a 1.826 puntos básicos.

Calma

El dólar fue lo más tranquilodel día en el mercado oficial, no así en el blue donde subió a $ 3,45. También se hicieron operaciones de contadocon liquidación para sacar divisas del país con un dólar a $ 3,50. En las casas de cambio, la divisa siguió a $ 3,35.

En el Forex-MAE, el principal mercado mayorista, la divisa estuvo muy firme desde la apertura en $ 3,3360. A las 14 tocó $ 3,34 y cerró a $ 3,3470. El Banco Central intervino a una hora del final y vendió poco más de u$s 22 millones.

Después de varias ruedas el Forex-MAE, volvió a la normalidad y doblegó en negocios al MEC, la plaza de los cambistas. El Forex operó u$s 211 millones contra u$s 175 millones del MEC. Es normal que el forex-MAE duplique al MEC, pero los controles que se impusieron en el último tiempo alejaron a las manos más fuertes del mercado. El Forex negociaba antes de estas regulaciones más de u$s 500 millones por día. El MEC, en cambio, mantuvo su volumen en la crisis porque es una plaza que orienta una parte de sus fondos a las casas de cambio y allí la demanda del público sigue firme.

El Banco Central, a todo esto, también cerró operaciones de venta en el OCT-MAE, el mercado de futuros, donde colocó u$s 30 millones. Las reservas del Central, a pesar de las ventas, subieron a u$s 47.048 millones. Esto se debió al alza del euro en el mundo. En la Argentina, la moneda única de Europa subió en las casas de cambio a $ 4,27 (4 centavos sobre el día anterior). En el OCT-MAE, casi todos los fines de mes quedaron en leve alza, a excepción de noviembre que bajó 0,97% a $ 3,3440. Fin de año cerró a $ 3,41 (+0,29%). La Argentina vivió la euforia del mundo de manera atenuada. Incluso la Bolsa, que subió casi 9%, tuvo negocios por apenas $ 69 millones. Las dudas siguen.

Comentá la nota