El dólar avanza 10 centavos en lo que va del año y a este ritmo cerraría el mes en $3,60

Con un mayor diálogo entre el campo y el Gobierno, esperan que aparezcan las divisas del agro. Entretanto, con tasas de plazo fijos en 11%, el público sigue optando por el dólar
La reunión entre el Gobierno y el sector agrario fue en principio más alentadora de lo que se esperaba. Sin lograr muchos avances, se acordó no obstante la eliminación de las retenciones a los productos lácteos y se trataron algunos “progresos” en trigo y carne. De alguna manera, entre consensos y una apertura al diálogo de ambas partes, un clima más conciliador podría traer más calma al mercado cambiario. De todas formas, ayer el billete siguió demandado por el público y las grandes empresas, y escaló otro centavo en las casas de cambio para cerrar a $3,54 comprador y $3,57 vendedor.

Por su parte, el Banco Central (BCRA) en el segmento mayorista tuvo que volcar nuevamente dólares a la plaza para moderar la demanda, ante la persistente ausencia de exportadores. En las mesas hablaron de ventas del ente oficial a lo largo de toda la rueda cercanas a u$s50 millones y también afirmaron que continuó con la oferta de divisas en el mercado de futuros, por debajo del precio de contado. La acción del BCRA algo aplacó la suba de la moneda estadounidense, que terminó 6 milésimas arriba del cierre anterior a $3,553 para la compra y $3,554 para la venta.

Desde el Central señalaron, sin embargo, “que vendieron y compraron dólares, quedando un saldo comprador por u$s10 millones”. Pero las reservas cerraron en u$s47.045, con una caída de cerca de u$s20 millones, debido a que se registraron pérdidas por u$s30 millones por la caída de algunas monedas, según el comunicado oficial del BCRA. Tanto el oro como la libra se depreciaron frente al dólar, 2,42% y 0,87%, respectivamente.

Con todo, en los bancos aseguran que el temor a represalias por comprar dólares continúa. Reflejo de ello, dicen, es que ayer el volumen del MEC -el más alto de mes- casi duplicó lo negociado en el MAE. Los cambistas explican que a través de la primera plataforma, al no estar tan monitoreada por el Central y “al hacerse muchas operaciones vía telefónica”, es la elegida por muchos para la adquisición de divisas. Ayer el volumen total entre los dos mercados sumó u$s405 millones -u$s141 millones correspondieron al MAE y u$s264 millones al MEC-. El otro termómetro del clima de un persistente resquemor a ser monitoreados (por demás) es el mercado paralelo. Los “arbolitos” vendían ayer a $3,70 el dólar blue - el que se opera por fuera del mercado de cambios-.

Sin embargo, hoy -tras los avances alcanzados en la reunión de ayer- podría no sólo aflojar un poco la demanda sino también estar más equilibrada ante una posible reaparición de liquidación de divisas por parte del agro. Así y todo, las expectativas de devaluación siguen altas y para que las compras del público se moderen, los expertos advierten que tendría que verse algún ajuste hacia arriba en las tasas de interés. La Badlar -lo que pagan los bancos por plazos fijos de más de $1 millón a 30 días- está en 11,63%, lo que arroja una rentabilidad menor al 1% mensual de los ahorros. Si el dólar continúa con un ritmo de suba de 1 centavo diario, resulta más atractivo para los ahorristas posicionarse en moneda dura.

De cualquier modo, aunque en las entidades no se atreven a pronosticar un alza en las tasas, el costo del dinero, que venía bajando diariamente desde diciembre del año pasado, hace varios días que está estabilizado, lo que podría tratarse de un nuevo piso.

Comentá la nota