Un documento oficial admite problemas económicos

Un documento oficial admite problemas económicos
Economía admitió ante la bolsa de valores estadounidense (SEC, en inglés) un aumento de la pobreza, la desocupación y la inflación.
La reapertura del canje de títulos impulsada por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner requiere la autorización de la agencia independiente de la administración de Barack Obama, Securities Exchange Comission (SEC) que regula la industria de los valores. Para lograr la aprobación, desde la Casa Rosada enviaron un documento denominado "18K" en el que reconocen que la economía argentina debe enfrentar "desafíos difíciles" como la inflación y el crecimiento de la pobreza y el desempleo.

En el documento, paso previo y obligado para la reapertura del canje, el Gobierno tuvo que relatar con la mayor transparencia posible el estado de situación del país y las cuentas de su economía, para que los inversores tengan un análisis real de la situación de la Argentina ante la oferta que va a realizar el país a bonistas que participaron en el 2005.

El texto, de 173 páginas, fue redactado por la Secretaría de Finanzas del Palacio de Hacienda y relata las dificultades económicas, sociales y políticas que atravesó nuestro país durante la década del 80, la del 90 hasta llegar a la crisis económica del 2001. También explica el crecimiento que tuvo la economía desde mediados de 2002 hasta el 2008, cuando sufrió el impacto de la debacle económica mundial.

La presentación sostiene que "a pesar de esta recuperación, la economía argentina aún enfrenta desafíos significativos, incluyendo la pobreza extendida, el creciente desempleo y subocupación, la alta inflación y la escasez de energía". Para ello, aclara que se basa en cifras del INDEC, que pese a ser criticado por "ex empleados y analistas", ofrece números confiables que son la base de las políticas del país.

El próximo paso será la presentación técnica de la oferta del canje, que sería envíada por el Ministerio de Economía de Amado Boudou la próxima semana.

Comentá la nota