El doctor Giayetto sigue confinado: pese a compromiso oficial, no volvió a hacer ligaduras

La Subsecretaría de Salud de la provincia no cumplió aún con su compromiso: el médico Fernando Giayetto, que a fines de julio fue intempestivamente trasladado desde el Hospital Lucio Molas al Centro de Salud de Santa Rosa, no volvió a realizar las ligaduras tubarias por técnica laparoscópica.
El traslado fue anunciado el 29 de julio pasado. Trabajadores de la Salud, ONG’s, concejales y diputados pidieron su inmediata restitución en el cargo, destacaron su compromiso por la defensa de los derechos sexuales y reproductivos y calificaron de "arbitrario" el traslado.

El subsecretario de Salud, Luis Ordóñez, intentó defenderse: dijo que lo trasladaron para fomentar la "descentralización" de la atención de la salud. Aseguró, incluso, que trabajaría en el Centro de Salud y se trasladaría al Molas cuando se programaran las cirugías.

Las operaciones, por el momento, las comenzaron a efectuar otros médicos. Pero se duda de que lleven a cabo con el ritmo que se necesita. Según cálculos extraoficiales, en el último mes se hicieron solamente entre "siete u ocho".

Hay un grupo de 25 mujeres que esperan por la cirugía, con la documentación y los estudios concluidos.

La Pampa fue la segunda jurisdicción del país, después de Río Negro, en aprobar en 2003 una normativa que garantiza la práctica de ligaduras de trompas de Falopio y de vasectomías.

Giayetto empezó a realizarlas en 2004. Según datos de Mujeres por la Solidaridad, en los últimos cuatro años y medio se realizaron en el Molas 573 ligaduras por videolaparoscopía y 150 por cesárea.

"Es cierto que el Gobierno no cumplió con el compromiso de que Giayetto iba a venir a operar al Molas", confirmó, ante una consulta de este diario, Mónica Rodríguez, de Mujeres por la Solidaridad. "Esa fue la promesa del subsecretario Ordóñez", recordó.

Comentá la nota