Docentes volvieron a las aulas, pero persisten los reclamos de estatales

Las clases fueron normales en casi todas las escuelas. Andalgalá y Tinogasta resisten la medida.
Mientras los docentes atraviesan la conciliación obligatoria dictada por la Dirección de Inspección Laboral -lo que les impide cualquier tipo de protesta-, trabajadores de otros sectores referenciados en el frente de gremios estatales mantuvieron ayer medidas de fuerza.

En este marco, ATE, junto a municipales, cortaron la ruta 38 a la altura de El Portezuelo y en las inmediaciones del río Ongolí, en Capayán. En este último se sumaron también vecinos que pedían obras de servicios básicos. Los piquetes se mantuvieron desde la mañana hasta bien entrada la tarde, impidiendo el tránsito por una ruta vital para la integración regional.

Según dijo el titular del sindicato, Arnoldo Núñez, quienes realizaban los cortes eran empleados municipales de distintos distritos, "pero también pedimos por los sueldos provinciales que no alcanzan para nada".

Mientras tanto, los trabajadores de la salud concretaron la segunda jornada consecutiva de protesta, con un quite de colaboración que afectó distintos servicios hospitalarios.

En una asamblea realizada en el hospital San Juan Bautista, profesionales, técnicos y otros empleados de la salud provincial reclamaron una mejora en los haberes, y dispararon contra el Gobierno provincial. Además, confirmaron una movilización para la próxima semana (ver aparte).

También los legislativos realizaron acciones de protesta, según dijo el titular del SELEG, Luis Vera.

Clases más regulares

La mayoría de las escuelas registró ayer actividad normal, en razón de la suspensión del paro de brazos caídos que decidió ATECA por la conciliación. Inclusive en lugares como La Paz, en donde habían rechazado el instrumento dictado por el Gobierno, decidieron acatarlo y esperar el resultado de la primera audiencia de conciliación, prevista para el martes próximo.

En Andalgalá y Tinogasta mantendrán las medidas, según decidieron, porque no hay un compromiso concreto del Gobierno.

La decisión de acatar la conciliación generó algunas críticas. Por caso, Antonio Torrente, de los docentes autoconvocados, rechazó "la conformidad a la conciliación obligatoria por parte de los sindicatos". "La docencia, masivamente, en la marcha del día martes había rechazado la posibilidad de conciliar con el Gobierno sin la existencia de una oferta concreta para resolver el tema salarial", recordó por Radio Ancasti.

Juan Godoy, de SUTECA, repudió la conciliación sólo para docentes, y consideró que es una estrategia para romper el frente sindical.

Nueva marcha

Los trabajadores estatales que reclaman por un aumento de sueldo convocaron para el próximo jueves, a las 20, a una movilización que denominaron "marcha blanca". La convocatoria es en La Alameda, desde donde saldrán hasta Casa de Gobierno. La acción surgió por iniciativa del sector salud, que ayer la votó en asamblea, aunque aseguraron que se plegarán todos los sectores que siguen el plan de lucha.

El autoconvocado José Traverso dijo que acompañan a los docentes en la conciliación, y que mantendrán la protesta.

Comentá la nota