Los docentes universitarios solicitan un aumento salarial del 30 por ciento y esperan ser convocados

Los docentes universitarios solicitan un aumento salarial del 30 por ciento y esperan ser convocados
Tras un plenario de Conadu Histórica en La Rioja, los docentes universitarios esperan la convocatoria del Gobierno para sentarse a la mesa de negociación salarial. Piden un ajuste del 30 por ciento y estabilidad laboral ante el contexto de crisis.
En la provincia de La Rioja, sesionó el plenario de la Conadu Histórica que nuclea a los gremios representantes de los docentes universitarios de la Nación, en un encuentro en el que se cuestionó “la falta de respuesta del Gobierno nacional” al que le solicitan un “urgente inicio de las negociaciones”.

Sobre la postura planteada, exigen “un aumento salarial de emergencia no inferior al 30 por ciento y un cronograma para alcanzar la media canasta familiar para el cargo testigo”, entre otros puntos.

Ante este contexto, El Eco de Tandil dialogó con Martín Rosso, secretario general de Adunce Tandil, perteneciente a la Conadu Histórica, para explicar los resultados del encuentro que sentará las bases para el reclamo salarial a semanas del inicio de las cursadas en la ciudad, previsto para los primeros días de abril.

Lo que dejó

el plenario

Reunidos en La Rioja, en primer lugar se realizó un análisis sobre la crisis económica actual que, según manifestó Rosso, “como eje político, no tiene que ser pagada o resuelta con los trabajadores”.

Agregó que “una forma de poder solucionar esta crisis es, justamente, reactivando la economía interna, generar poder adquisitivo a los trabajadores”.

Que “esta falacia” que se está planteando “como un único discurso de que, ante la crisis, no se puede pedir ningún aumento salarial, tenemos que hacer una contrapropuesta”. Por el contrario, esta forma estaría sustentada en que, “en vez de pagarle a los bancos que se caen, hay que reactivar el mercado interno”, propuso el secretario gremial.

La convocatoria

“Es por eso que estamos pidiendo al Gobierno que convoque a la mesa de negociación salarial”, señaló, para comenzar a plantear cuáles serán los aumentos de salario para 2009.

“Creo que es la política del Gobierno, como hicieron con los otros estamentos de la educación, de llamar una semana antes de que empezaran las clases, y en el ámbito universitario están haciendo lo mismo”, expuso el secretario general.

Según Rosso, desde enero “estamos pidiendo que esta mesa de negociación se abra”, por lo que consideró, además, que “nos van a proponer un porcentaje muy bajo de aumento salarial” y anticipó que “se habla de un 10 por ciento, cosa que nosotros vamos a rechazar. La inflación se prevé igual que el año pasado, entre el 25 y 30 por ciento, nos van a obligar a generar medidas de fuerza”.

El reclamo

docente

Consultado sobre cuál sería el porcentaje de incremento que le propondrían al Gobierno cuando llame a paritarias, Rosso contestó que “tenemos un reclamo histórico que es la media canasta para el cargo exclusivo, porque se supone que puede trabajar en otro lugar las otras 20 horas semanales. Hoy, un cargo efectivo en la Universidad está cobrando casi 1.500 pesos, y estamos hablando de un profesional que tiene título universitario”. En definitiva, “estamos hablando de un aumento de emergencia del 30 por ciento a ese cargo, que serían unos 300 pesos”.

“Queremos cambiar las formas que tiene el Gobierno de plantear las cuestiones con los trabajadores, sobre todo, cuando estamos hablando de educación. Me parece que estamos exigiendo una política seria, y estas discusiones se tienen que hacer en enero para llegar a un acuerdo antes de que empiecen las clases”, expresó.

Pasos a

seguir

De acuerdo al inicio de clases, “entre los últimos días de marzo y los primeros de abril”, las acciones de los docentes universitarios, establecidas en La Rioja, es un congreso el 27 y 28 “para definir el plan de lucha a seguir si todavía no tenemos ningún anuncio o propuesta, o qué propuesta tenemos, así la podemos discutir en plenario”.

Por otro lado, anunció una serie de asambleas en las distintas facultades de Tandil “como para ir discutiendo entre los docentes para ir al congreso de Buenos Aires ya con una postura de la Unicén”.*

Comentá la nota