Docentes tomarán exámenes pero no inician las clases

Hasta la próxima semana los alumnos podrán rendir las materias que no se aprobaron en 2008.
Representantes de los gremios de los educadores piden un incremento salarial del 30 por ciento.

A menos de dos semanas de que se inicien las clases, gremios docentes de Salta dejaron de lado la idea de no tomar los exámenes de febrero en reclamo por un aumento salarial, pero es casi un hecho que no comenzarán las clases el 2 de marzo.

Las pruebas para chicos que se llevaron materias, se desarrollarán con normalidad entre esta semana y la próxima, según informaron a El Tribuno representantes de ATE (Asociación de Trabajadores del Estado) UDA (Unión de Docentes Argentinos) AMET (Asociación del Magisterio de Enseñanza Técnica) y la Asamblea Provincial Docente, que nuclea a maestros no identificados con los sindicatos tradicionales.

Desde el Ministerio de Educación se detalló que entre entre el lunes y hoy se rinden las previas, además de realizarse la organización institucional para el resto del año. Durante toda la semana que viene los alumnos deberán dar las asignaturas que no hayan aprobado durante 2008.

La posibilidad de no tomar las evaluaciones como medida de protesta, que se habían analizado en algunos sectores, quedó descartada, pero los educadores ya anunciaron que no comenzarían a trabajar el 2 de marzo, cuando se inicia el calendario educativo.

"Se van realizar los exámenes y toda la actividad previa al inicio de clases, pero el 28 de febrero habrá una asamblea para analizar la situación y convocaremos a un paro si no hay una respuesta del Gobierno al reclamo salarial que venimos realizando", señaló Gladys Sánchez, delegada de la Asamblea Provincial Docente.

Sánchez manifestó que el sector aspira a un incremento cercano al 30 por ciento.

"Si hay otra propuesta será merituada en asambleas, pero ya manifestamos nuestra negativa al 12 por ciento que ofreció el Gobierno de la Provincia", señaló la dirigente.

El secretario general de AMET, Vidal Eloy Alcalá, sostuvo que el sector se plegaría al no inicio del año educativo "en reclamo de un aumento pero también por la construcción de talleres,la capacitación a profesores y la cobertura de puestos vacantes en escuelas técnicas".

Sobre el pedido salarial y el panorama frente al cercano inicio del ciclo lectivo, la secretaria de Planeamiento Educativo,Adriana López Figueroa, manifestó que el diálogo con los maestros "se mantiene abierto".

Según se anunció, todos los gremios menos UDA (Unión de Docentes Argentinos) definirán en conjunto cómo se realizará la protesta.

Representantes de ATE, AMET, ADP (Agremiación Docente Provincial) y SADOP (Sindicato Unico de Docentes Particulares) tuvieron reuniones con profesores de Pichanal y Orán ayer y aseguraron que habrá encuentros en el interior toda la semana para terminar de delinear acciones para las próximas semanas.

La recomposición del básico

El titular de ATE docente, Alejandro Wardi, dijo que "el básico para el maestro de grado que se inicia debería subir de los 680 pesos que se cobran actualmente a por lo menos 900 pesos"."Todos los gremios coincidimos en la intención de no iniciar las clases si no hay una convocatoria al diálogo o propuesta salarial", aseguró Wardi.

La vocera de la Asamblea Docente Provincial, Gladys Sánchez señaló además que "la política salarial viene deteriorando la relación entre cargos" porque achicó la diferencias de sueldos entre los docentes de mayor antigüedad y los que recién se inician. Para Sánchez, todos los haberes deberían recibir aumentos proporcionales para mantener la escala salarial.

Por su parte, Angel Rivero, secretario general de UDA (Unión de Docentes Argentinos) expresó que "el inicio de clases es casi imposible" y que "los maestros deberían recibir un incremento del 30 por ciento para arriba teniendo en cuenta la inflación real".

Rivero opinó además que "el Gobierno de la Provincia debería convocar a paritarias y definir una mejora para todos los sectores a través del diálogo".

El representante de UDA aseguró que el sector no tiene contacto con representantes oficiales "desde el año pasado".

Con los incrementos salariales que se otorgaron en 2008, un maestro que comienza a trabajar en una escuela pública cobra cerca de 1.400 pesos actualmente. Este total incluye adicionales de más de 200 pesos que paga el Gobierno de la Nación según describieron diferentes gremios.

Comentá la nota