Los docentes privados reclaman $1.900 y lo fundamentan en su propia canasta básica

Desde SADOP fijaron su postura que llevarán al encuentro de hoy con la Comisión Técnica de Financiamiento Educativo y Política Salarial en el Ministerio de Educación.
Los docentes privados del Sindicato Argentino de Docentes Particulares (SADOP) ratificaron su reclamo de $1.900 de salario mínimo tal como lo expresaron en la reunión de la Comisión Técnica de Financiamiento Educativo y Política Salarial llevada a cabo hoy viernes 6 en el Ministerio de Educación.

Según SADOP, el estudio denominado "Relevamiento de la Canasta Básica de los docentes privados" demuestra objetivamente que, a pesar de los aumentos salariales recibidos en los últimos años, los docentes en general no financian sus gastos familiares con ingresos provenientes de la propia actividad docente y, además, sus salarios han tenido un deterioro del 25% con relación al 2008.

En efecto, SADOP realiza desde el año pasado una "Investigación cuantitativa para conocer la canasta básica de los docentes". En diciembre de 2008 la muestra fue realizada en la Ciudad de Buenos Aires y entre diciembre de 2009 y enero de 2010, continuó con relevamientos en Quilmes, Lomas de Zamora y Junín de la Provincia de Buenos Aires y en Tucumán.

Se realizaron 538 encuestas. El tamaño muestral fue calculado para un diseño de muestra aleatorio simple al azar con un grado de confianza del 95% para que los resultados obtenidos de la muestra esté dentro del 10 % del valor poblacional.

En el caso de la Provincia de Buenos Aires el gasto promedio mensual total es de $5.125 y en el caso de Tucumán es de $4.931,53. Estos montos, contrastan con los $4.040 que gastó en promedio el docente en Ciudad de Buenos Aires y plantean un claro deterioro del poder adquisitivo del salario docente que oscila el 25%.

El dato preocupante –aunque conocido– es que solo el 3,4% de los docentes en Quilmes y Morón, el 5,2% en Tucumán y el 1,9% en Junín (Provincia de Buenos Aires), logra solventar con sus ingresos docentes los gastos como jefe/a de hogar. Los docentes tienen imposibilidades para constituirse como sostén económico del hogar.

Esa incapacidad para afrontar con los salarios del propio trabajo docente los gastos como responsable del hogar, está ubicada en el 87% en las mujeres, que tienen entre 36 a 45 años de edad en un 43% y hasta 10 años de antigüedad el 52%, para los casos de la Provincia de Buenos Aires. Porcentajes similares se dan en la provincia de Tucumán.

El promedio reconocido de ingresos por la actividad docente del universo encuestado se ubica entre $1.768,08 (Junín) y $ 2.336 (Tucumán). Estos valores, teniendo en cuenta que casi la mitad tienen 10 años de antigüedad muestran la depresión de la escala salarial docente por la presencia de sumas fijas no remunerativas no bonificables –"en negro"– que achatan la pirámide salarial y desfinancian los sistemas solidarios de previsión social y salud.

La Canasta Básica Docente es una construcción propia en base al diseño de la canasta con secundaria completa y dimensiones propias de la actividad profesional docente.

Según esta evaluación los principales gastos de concentran en alimentación y bebidas (38,1% en Quilmes y Lomas de Zamora). Los productos lácteos, de panadería, frutas, verduras y carne vacuna acumulan el 53% del consumo del rubro.

En los cuatros centros encuestados, alquileres de vivienda, mantenimiento del hogar y del vehículo, transporte público, calzado y artículos de tocador, aparecen con porcentajes altos en la estructura de gastos docentes.

Por el contrario, dimensiones propias del trabajo docente como el acceso a las tecnologías y el consumo de bienes culturales, surgen como porcentajes ínfimos en la pirámide de gastos.

De hecho, en Quilmes y Lomas de Zamora, mientras el 83,3% de los encuestados tienen computadora y la usa para su actividad didáctica, solo el 6,4% de sus gastos remiten espectáculos, Internet, libros, diarios, revistas y películas.

El "Relevamiento de la canasta básica de los docentes" incluye un análisis muestral sobre temas de salud y enfermedades profesionales. Se reiteran malestares como dolores de espalda, dificultades de concentración, insomnio y angustia, a pesar de lo cual, por estas causas, el 59,9% de los encuestados no concurrió al médico.

En el marco de la discusión de las paritarias docentes, el SADOP puntualizó que aguarda un debate estratégico, amplio y profundo y, al mismo tiempo, aporta un estudio técnico para demostrar los fundamentos de sus reclamos.

Comentá la nota