Docentes son presionados para hacer encuestas de la DGE

Directivos les exigen llenar con rapidez una consulta acerca de problemas sociales. El Sute critica la encuesta.
Algunos docentes denunciaron presiones por parte de los directivos para realizar las evaluaciones que pidió la Dirección General de Escuelas a los maestros en muy pocos días.

“Nos piden que hagamos un análisis en uno o dos días de problemas bastante profundos que merecen un debate y un tratamiento acorde a la gravedad de los asuntos”, dijo Sonia, una docente maipucina del nivel primario.

Entre las respuestas acerca de cuáles son los problemas que se presentan en cada colegio, aparecen asuntos sumamente delicados como la prostitución infantil, drogadicción, violencia y discriminación: todos estos problemas que ya no sólo son propios de la escuela secundaria, sino que se han trasladado al nivel primario.

“Se ha producido una traslación de los problemas de la escuela primaria. Es decir, se han desplazado situaciones que antes se daban sólo en la secundaria y el nivel primario no está preparado para contener y ayudar a un niño que se droga, o a una niña que se prostituye”, dijo la secretaria gremial del Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación (Sute), Cristina Raso.

Docentes y padres han reclamado una reestructuración de los niveles primario y secundario. Desde el Sute entienden que la rápida aprobación a principios de año de la continuidad del esquema de 7 años en la primaria y 5 en la secundaria no responde a los cambios que se han dado en los chicos. “Los de séptimo tienen problemas de chicos del secundario”, dijo Raso, quien cree que la convivencia entre niñas que se prostituyen y chicos que se drogan con pequeños de 5 años es inevitablemente problemática. “Es imposible pretender abordar estas cuestiones desde la estructura que tiene el nivel básico”, agregó Raso.

La DGE pidió a los docentes que enumeraran problemas con sus posibles soluciones en aspectos como calidad educativa, organización institucional, normativa vigente, valoración social de la escuela, infraestructura y transporte, condiciones laborales de los propios docentes y disponibilidad de espacios verdes por parte de la institución.

Además, se les pidió a los maestros que informaran acerca de las condiciones sociales y económicas de la comunidad en la que está ubicado el establecimiento educativo al que pertenecen.

Critican la eliminación de globales

“El facilismo contribuye a que se pierda la cultura del esfuerzo”, dijo, en tanto, Jorge Sara, presidente del Movimiento de Padres por la Educación Pública Estatal. Así, el titular de la ONG criticó la desaparición de los globales a fin de año que impulsa la Dirección General de Escuelas. “Es necesario que los chicos sepan que estudiar implica un esfuerzo”, dijo Sara, que cree que el global consolida los conocimientos adquiridos durante el año.

Al analizar el primer año de gestión de Iris Lima, Sara consideró como una pésima medida los continuos cambios que se fueron aplicando durante el año. “Entendemos que haya ajustes, pero cuando se está improvisando permanentemente es nocivo para la calidad de educación que se pueda brindar”, concluyó Sara.

Desde el Sute, en tanto, afirmaron que los cambios en el calendario escolar (que cada institución terminó definiendo de acuerdo a sus necesidades), terminaron perjudicando a los mejores alumnos, a quienes se les alargó el año.

Comentá la nota