Los docentes porteños tienen su carpa y siguen reclamando

La dirigencia advirtió que, de no obtener respuestas, irá al paro la semana que viene.Por: Pilar Ferreyra
Sin el permiso del Gobierno porteño, pero con la autorización del juez en lo Contencioso Administrativo Roberto Gallardo, tres gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires montaron ayer una "carpa docente" sobre la vereda opuesta a la Jefatura de Gobierno. Reclaman mejoras salariales, la restitución total de las becas secundarias y la mejora del servicio de comedores escolares.

Nucleados en UTE, ADEMyS y SADOP, unos 15 mil docentes sobre un total de 60 mil que dan clases en instituciones estatales y privadas porteñas de nivel inicial, primario, secundario y terciario, iniciaron al mediodía de ayer, sin incidentes, una vigilia de cien horas que finalizará el viernes. En caso de no obtener una respuesta a lo que están reclamando, las autoridades gremiales mantendrán el paro docente ya anunciado para el martes 18 y miércoles 19, tal y como se anunció la semana pasada.

La jornada de protesta se realizó después de que el 20 de octubre pasado los maestros no pudieron levantar la "carpa docente" (que en verdad es un gazebo de ocho metros cuadrados) debido a la intervención de las fuerzas policiales. Aquella vez, el tire y afloje del conflicto concluyó en lo que los gremios llamaron "una brutal represión", y con un paro docente de todo el país para el martes 21.

Pese al impedimento inicial para instalar la carpa, entre el 21 y el 24 de octubre los docentes la levantaron por autorización de la Justicia. "Durante las últimas mesas de diálogo no hubo respuesta al reclamo de la restitución de las quince mil becas secundarias, ni las autoridades se comprometieron a mejorar el servicio de los comedores escolares. También estamos reclamando que el aumento de los 110 pesos sea retroactivo a agosto y no que exista desde noviembre y recién se blanquee en febrero", indicó a Clarín el secretario general de UTE, Eduardo López. Advirtió además que si el Gobierno de Macri no responde a los reclamos, "el paro de 48 horas para la semana que viene será inexorable". De concretarse los próximos dos paros, las instituciones educativas porteñas habrán perdido 13 días de clases.

Durante las cien horas de vigilia, los maestros organizarán también jornadas temáticas. Ayer, el centro de la discusión fue el mejoramiento integral de la alimentación escolar. Así, a lo largo de la tarde un equipo de nutricionistas y pediatras explicó por qué bajó la calidad nutritiva de las viandas escolares. Y a continuación, docentes gastronómicos se cruzaron a la Jefatura de Gobierno para invitar a Macri a probar los tirabuzones con salsa roja que los niños comieron ayer.

Para hoy, el tema de discusión de los maetsros de la carpa será "contratados docentes".

Comentá la nota