Los docentes porteños paran el miércoles 28

La medida de fuerza afectará a 700 mil alumnos de escuelas públicas y privadas. Los maestros piden también que se les paguen los días de huelga descontados y que se regularice la situación de 1.200 trabajadores que no cobran sus haberes desde marzo.
Los maestros de las escuelas públicas y privadas de la Ciudad de Buenos Aires anunciaron ayer que la semana que viene habrá un paro de actividades. La medida podría afectar a unos 700 mil alumnos que cursan en las escuelas porteñas. La huelga está prevista para el miércoles 28 de octubre con una movilización hasta la Jefatura de Gobierno porteña, por la mañana, en Avenida de Mayo al 500. Los docentes reclaman una recomposición en sus salarios, el aumento del presupuesto educativo para 2010 en el área, el reintegro de los días de paro que fueron descontados por hacer huelgas –la Justicia ya se expidió sobre esa medida y el Gobierno de la Ciudad aún no repuso el dinero–, la renuncia de los ministros de Educación y Seguridad y Justicia y la interpelación al jefe de Gobierno, Mauricio Macri, por el escándalo de las escuchas telefónicas y "el espionaje" a los maestros, y la regularización de unos 1.200 trabajadores que desde marzo no cobran sus salarios.

El secretario general de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE, enrolados en CTERA), Eduardo López, uno de los 17 gremios de la Ciudad, explicó: "El paro está previsto por tres motivos. Por un lado, a esta altura de año la falta de docentes suplentes es agobiante, porque se agotaron los listados de maestros, el presupuesto para 2010 contempla un cero por ciento de aumento para los salarios de los maestros y, sin embargo, arguyen una pauta inflacionaria del 6,5 por ciento y, por último, por el escándalo de las escuchas telefónicas". Al paro convocado por UTE se sumaron los docentes de las escuelas medias y los terciarios de Ademys y también los profesores agrupados en las escuelas privadas con SADOP a la cabeza. El resto de los gremios porteños –con un grado de afiliados menor– aún no decidió si sumará su fuerza.

Los docentes privados de SADOP, en su comunicado, agregaron sus propios reclamos como "la exigencia para el pago de las cuotas adicionales del FONID, acordadas en la paritaria nacional de febrero de 2009 a los docentes de escuelas privadas sin aporte o con aporte estatal, el repudio por los actos de intimidación y espionaje, en solidaridad con los compañeros y compañeras de la gestión estatal". Los maestros agrupados en la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE-CTERA) se movilizaron, además, ayer al mediodía, hasta la puerta del Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires para reclamar "en tiempo y forma" el pago atrasado de los sueldos de unos 1.200 trabajadores que asumieron su cargo en marzo y que aún no cobraron su salario.

"Unos 200 compañeros marchamos al Ministerio de Educación de la Ciudad además este jueves y nos recibió el director de Personal del organismo, Carlos Lelio, porque fuimos puntualmente para preguntarle por qué no pagan el salario a los docentes que ingresaron en su cargo en marzo de este año y que aún no cobraron el sueldo. No nos dio tampoco una respuesta seria. Son 1.200 docentes en toda la ciudad que siguen en esta situación", dice el secretario de Organización de UTE, Guillermo Parodi. En la provincia de Buenos Aires, los maestros agrupados en el Frente Gremial Docente Bonaerense, por su parte, se reunirán esta tarde con los funcionarios de la Dirección General de Cultura y Educación que encabeza Mario Oporto. El titular del área los convocó para dialogar este viernes después de que los docentes anunciaran una medida de fuerza por 48 horas. El reclamo es el mismo: un mayor presupuesto para la educación de la provincia y un incremento de los sueldos antes que termine 2009.

Comentá la nota