Docentes porteños celebraron renuncia de Posse y esperan convocatoria de Bullrich

Los gremios docentes de la Ciudad de Buenos Aires celebraron la renuncia de Abel Posse al Ministerio de Educación porteño y se mostraron dispuestos a dialogar con el futuro titular del área, Esteban Bullrich.
El titular de UTE, Eduardo López, consideró que la renuncia de Posse "es una muy buena noticia y constituye un acto de desagravio a los jóvenes, las mujeres, y los organismos de derechos humanos", todos ellos incluidos en polémicas declaraciones del ex ministro.

El dirigente sostuvo además que la designación de Bullrich al frente del Ministerio de Educación "reconstruye el piso de acuerdo social según el cual los funcionarios deben reivindicar el Estado de derecho".

"Está encorsetado por el tema del presupuesto, que está congelado y no contempla un aumento salarial para los docentes en todo 2010. Sí contempla un aumento del 15 por ciento para las empresas contratistas", remarcó López.

No obstante, el líder sindical aseguró que están "dispuestos a dialogar en cualquier momento" que los convoque para lograr un "inicio tranquilo del ciclo lectivo 2010".

Por su parte, el secretario adjunto de ADEMYS, Néstor Di Milia, subrayó que Posse renunció "por la lucha de los docentes" que repudiaron su designación y agregó: "nuestra posición era no sentarnos con una persona que rompía con la democracia, pero con Bullrich nos sentaríamos aunque no coincidamos con el PRO".

En un contacto, Di Milia instó a Bullrich a que informe "cuál es el proyecto que va a llevar adelante".

A su vez, el legislador porteño del kirchnerismo y sindicalista docente Francisco "Tito" Nenna manifestó su "algarabía" por la renuncia de Posse y considero que "la democracia le ganó al fascismo".

Así respondió a las declaraciones del saliente ministro, quien advirtió que con su salida, "ganó la prepotencia disfrazada de democracia", en alusión a la presión de los gremios docentes.

Comentá la nota