Docentes logran una suba de $ 100 en el básico.

Docentes logran una suba de $ 100 en el básico.
En una negociación que llevó casi nueve horas el PE resolvió abonar el monto en dos partes, $ 70 desde marzo y $ 30 a partir de julio. Un maestro inicial, de jornada simple, cobrará un mínimo de $ 1.610. Promesas de titularización y blanqueos desde 2010.
A las 20.30, el ministro de Economía, Jorge Jiménez, abrió la puerta del Ministerio de Gobierno y, con una sonrisa en el extenuado rostro, adelantó a los medios: “pueden avisar que mañana (por hoy) empiezan las clases”.

Luego, los titulares de la Asociación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP), de la Agremiación del Personal de Enseñanza Media (APEM) y de la Asociación del Magisterio de Educación Técnica (AMET) -César Zelarayán, Isabel Ruiz y Edgardo Bessone, respectivamente- y los ministros Silvia Rojkés de Temkin (Educación), Jiménez (Economía), y Edmundo Jiménez (Gobierno), firmaron el acuerdo. La pulseada había durado casi nueve horas.

Además de los $ 1.490 fijados en paritarias nacionales, los docentes tucumanos obtuvieron $ 100 más para el básico, en dos partes: $ 70 desde marzo y $ 30 desde julio. Así, el ítem será de $ 720 en este mes y llegará a $ 750 a mitad de año. Se seguirán cobrando sumas no remunerativas ni bonificables: $ 100 (decreto 5/3), $ 50 (decreto 4540/7), $ 250 (decreto 790/3), $ 200 por cargo (hasta dos cargos por agente), $ 110 de incentivo docente (hasta dos cargos) y otros $ 110 de incentivo, en seis cuotas de $ 55, desde julio. El sueldo del cargo testigo de maestro, jornada simple, será de $ 1.610. Para el primer trimestre de 2010, el PE promete blanquear hasta el 20% de lo no remunerativo ni bonificable. Los dirigentes destacaron el compromiso del Ejecutivo, de dictar un decreto modificatorio del régimen de enfermedades terminales. El documento amparará el 100% del salario durante un año y el 50% durante 180 días más para tratamientos largos. Esto podrá extenderse a dos años en caso de enfermedad terminal. Al margen de lo económico, los gremios también celebraron la promesa del Gobierno de elevar hasta el 15 de abril proyectos de titularización para los maestros.

“El acuerdo es bueno para estos tiempos. Además de lo salarial, otro punto muy importante -porque tiene que ver con la estabilidad laboral- es la titularización. Celebramos cómo venimos trabajando en Tucumán; y mañana (por hoy), todos a clases”, dijo Rojkés de Temkin tras firmar el acta. “Pedíamos más, pero es un esfuerzo de la Provincia. Estas sumas son nuevas y van al básico; y se mantienen todas las cifras en negro. Es importante resaltar que el sueldo inicial será de $ 1.610, una diferencia significativa con lo arreglado en el ámbito nacional ($ 1.490)”, afirmó Ruiz. Según dijo, las bases se interesaron en la titularización. “En horas cátedras y en cargos, y en todos los niveles. Lo importante es que siempre se pagó zona, Estado Docente y antigüedad en función del básico, que ahora sube”, agregó.

Amenazas a Arnedo

La Unión Docentes Tucumanos (UDT) suspendió la medida que tenía prevista para impedir el inicio de clases. Su titular, Carlos Arnedo, denunció que fue amenazado de muerte junto a su familia.

Tratativas hora por hora

“No hay amenazas”, aseguró el ministro de Gobierno, Edmundo Jiménez, al ser consultado por la prensa acerca de la posibilidad de que los docentes realizaran un paro si no se llegaba a un acuerdo salarial. Además, Jiménez desestimó la medida de fuerza anunciada por los gremios de UDA-UDT. “Ellos no pueden decidir una medida de fuerza porque no tienen ni siquiera personería gremial”, reiteró.

Las negociaciones fueron trabadas, al menos así lo delataron los ministros que participaron del acuerdo. Edmundo Jiménez (Gobierno), Silvia Rojkés de Temkin (Educación) y Jorge Jiménez (Economía), entraron y salieron al menos tres veces del despacho del gobernador, José Alperovich. Mientras, el secretario gremial de AMET (técnicos), Edgardo Bessone, espiaba los pasillos desde la oficina de Jiménez, donde se realizó la reunión.

Antes de retirarse de la Casa de Gobierno, el gobernador, José Alperovich, habló informalmente con algunos periodistas que lo abordaron en la puerta de la Gobernación. Comentó que el Estado había hecho dos propuestas -sin dar precisiones-, pero que las tratativas estaban “difíciles” y que no creía que se podría lograr una solución. “Ya está el decreto de conciliación obligatoria”, detalló con gesto adusto.

La primera opción, que habría sido descartada desde un comienzo, incluía los $ 1.490 de piso y los $ 200 por cargo acordados en paritarias nacionales y un incremento de $ 200 en negro que aportaría la Provincia. Mientras que la segunda alternativa, además de lo definido en la Nación, incluiría un incremento de $ 100 en el básico. La cifra en blanco, se otorgaría en dos partes, una de $ 60 a partir de marzo y la restante, de $ 40, desde julio.

Comentá la nota