Docentes locales se preparan para un nuevo paro

El Frente Gremial Docente aprobó un nuevo paro por 48 horas y pone en dudas el inicio del ciclo lectivo 2010, sumándose a la creciente ola de reclamos desde el sector estatal bonaerense. En esta ocasión, representará la novena medida de fuerza que toman durante el año.
María Inés Sequeira, dirigente de la UDEB Junín, contó que "se realizó el Congreso de la FEB en La Plata, donde asisten todos los distritos bonaerenses con el mandato de las bases.

Los docentes son los que votan las medidas a seguir, y por unanimidad salió este paro por 48 horas, que se llevará a cabo los días martes y miércoles próximos".

Quejas de padres

Según la información difundida, en distintas escuelas de La Plata han comenzado los padres a organizarse para protestar por la acumulación de medidas de fuerza que dejan sin actividad a los chicos. "Nos cansamos ante la seguidilla de paros de porteros y docentes y las maestras con licencia o faltan cuando no hay huelgas", dicen los papás.

Sobre este tema, María Inés Sequeira reflexionó que "este tipo de quejas se extienda al resto de la provincia. Nosotros tomamos las medidas en base a lo que los docentes deciden, porque el gremio tiene la manera de consensuar estos paros. Si los padres quieren acercarse a las escuelas o al gremio, no tenemos problemas en hablar con ellos para explicarles la situación".

En la provincia

Asimismo, la dirigente de la UDEB remarcó que "la mayoría de los gremios estatales están llevando adelante este tipo de paros, pidiendo reuniones con el Gobierno que no se están dando. Esta medida no es tomada por la presidente del gremio, sino que es consensuada entre todos los afiliados".

"Nosotros no pedimos solamente una mejora salarial, sino de un mayor presupuesto educativo porque las escuelas están muy abandonadas y falta dinero para arreglarlas", aclaró.

También observó que "estaría bueno que los padres se acerquen a observar los establecimientos, charlen con los docentes y vean en que estado se encuentra la educación, porque los chicos son el futuro del país. Son muy pocos los papás que colaboran con las instituciones".

Los dirigentes del magisterio bonaerense sostuvieron en forma reiterada que el aumento salarial otorgado en marzo, que llevó el haber mínimo de 1.290 a 1.490 pesos para el maestro que se inicia, fue "absorbido por el costo de la canasta básica familiar".

Por ello, demandaron una suba antes de fin de año, lo que fue descartado por el director general de Educación, Mario Oporto.

Comentá la nota